Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

AGMER en una semana clave por el reclamo de recomposición salarial


(Por Juan Pablo Portugau)

El viernes pasado, el paro convocado por AGMER y AMET tuvo un acatamiento del 95% a nivel provincial. Esta semana se realizaría la segunda jornada de paro, resuelta en el último congreso de AGMER. El gremio se encuentra en una semana clave sobre las acciones a realizar en el reclamo por recomposición salarial, “ante el silencio del gobierno”. Hacia adentro del sindicato, la estrategia puesta en marcha de convocar con pocas horas de anticipación para evitar la judicialización de la huelga, por un lado fue celebrada pero a la vez algunos sectores ponen en debate la imposibilidad de movilizarse.

agmer

AGMER viene reclamando la reapertura de la discusión salarial desde hace tiempo. Durante el receso de invierno se anunció un paro de 48 horas que no pudo efectivizarse, dado que desde el Gobierno interpusieron un amparo y la Justicia dispuso una medida cautelar. Ante este escenario, y con la ratificación del paro por el Congreso de AGMER, la entidad resolvió como estrategia concretar un primer día de huelga convocándolo a última hora del jueves pasado. La decisión le imposibilitó al Gobierno presentarse ante la Justicia para evitar la medida de fuerza, si es que esa hubiese sido la intención.

La lluvia acompañó el paro que tuvo un alto acatamiento, del 95% en toda la provincia. Las inclemencias del tiempo, en parte y pese a la contundencia de la medida de fuerza, hicieron que la misma no tuviera un alto impacto social. Esta semana se debería concretar el segundo día de las 48 horas de paro decretado por el Congreso de AGMER. Si es convocado al igual que el de la semana pasada, es decir, a último momento del día previo, o si es convocado con antelación para que el paro pueda ser acompañado con una movilización, es parte del debate actual hacia dentro del principal sindicato docente.

Desde la conducción provincial dieron a conocer en la mañana de este martes un comunicado con el título: “AGMER, ante el silencio del gobierno”. En el comunicado señalan que “el gobierno de Entre Ríos continúa negando la existencia de un conflicto no resuelto e incumpliendo con el compromiso asumido de abrir el diálogo en función de discutir una recomposición salarial para el segundo semestre”.

Destacan que la huelga del viernes pasado “puso de manifiesto el estado de descontento” general de los docentes. Y enfatizan que “hemos sido respetuosos de la justicia, de la Constitución y de las leyes. En este sentido hemos sido muy claros y denunciamos que unos y otros pretendieron y pretenden alentar divisiones internas para debilitar y echar por tierra las legítimas reivindicaciones de la docencia entrerriana”.

Desde la seccional Concordia de AGMER, que en la interna del gremio es oposición a la conducción provincial, ponen en duda la estrategia de convocar a un paro sorpresivo. “No podemos jugar a las escondidas” porque eso imposibilita organizar movilizaciones que es lo que realmente incomoda al Gobierno, sostienen. Y critican a la conducción provincial, de ser cómplice con lo que busca el gobierno, que sería la desmovilización.

Como sucede ante cada conflicto docente, la interna del gremio sube a primer plano y termina igualando (a veces superando) al conflicto en sí, al reclamo.

Desde la conducción provincial llaman “a los trabajadores de la educación a sostener en unidad, en profundo respeto a la diversidad y al que piensa distinto nuestras legítimas demandas; a no permitir divisiones que se alientan desde afuera y con intereses mezquinos”.

Y concluyen el comunicado recordando el reclamo: “Una vez más exigimos: urgente recomposición salarial para el segundo semestre, inmediata atención por parte del Estado en lo referente a la situación por la que atraviesan los establecimientos escolares, y políticas activas que resuelvan las condiciones de aprendizaje de nuestros alumnos y laborales de los docentes”.

Las tácticas “convencionales” de la lucha gremial, corresponden a un modelo de sociedad del siglo XX, pero estamos en el siglo XXI. La conducción provincial de AGMER está en la encrucijada de sortear las críticas de la interna (interna que debería resolverse en las elecciones y no en la definición de la estrategia sobre un conflicto gremial), y en el cómo conducir el conflicto para resolverlo a favor de los intereses de los trabajadores.

Esta semana, además del anuncio de si se concretan otras 24 horas de paro, se conocerá si hay nuevas tácticas de acción gremial que se puedan poner en práctica. La modalidad de convocatoria al paro de la semana pasada lo fue. Pero ahora no basta sólo con repetirse.

 

Más información sobre:
#AGMER- #conflicto docente- #provinciales