Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Asimetrías en municipios cercanos: bono en uno, conflicto en otro


bono de fin de año

Trabajadores municipales de Puerto Yeruá, Los Charrúas, La Criolla, Concordia, y Colonia Ayuí, recibirán un bono de fin de año. Así lo acordaron, conforme a las posibilidades económicas de cada comuna, en la última reunión del Consorcio Intermunicipal.

Fue anunciado, semanas después que el gobernador Bordet definiera no pagar el plus en la Provincia. En Concordia, cuyo intendente es Enrique Cresto (Frente para la Victoria), se pagó la semana pasada, incluye a todo personal de planta y a contratados, exceptuando funcionarios y concejales.

Elogio e ironía de Muntes

Oscar Muntes conduce, a nivel provincial, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Fue uno de los primeros que hizo notar la peculiar decisión de todos los municipios del Departamento Concordia. Lo realizó al denunciar lo que considera una inequidad: hay afiliados a su gremio que cobran un bono y otros que no, según al Estado (Nación, provincia o municipio) en el que trabajan.

Contó que, desde el gremio, enviaron “un pedido al gobernador de la provincia. No nos ha contestado y ha dicho públicamente que no va a poder pagarlo y nos llama poderosamente la atención que en la ciudad de Concordia los municipales hayan acordado con el intendente un bono de 1800 pesos más un adelanto de 1500 pesos por mes en enero y febrero”.

“Se puede hablar de dos temas: uno que el municipio está equilibrado y por el otro lado que haya recibido un subsidio del gobierno nacional para ayudar a esta ciudad que ha sido una de las más complicadas con la pobreza”, indicó.

En Gualeguaychú el conflicto recrudece

Oscar Soto del Sindicato de Trabajadores Municipales confirmó que, hasta el lunes, seguirán con la medida de las asambleas en los lugares de trabajo. Si el Municipio no cede, irán al paro total. El acatamiento fue masivo y siguen pidiendo el 12% de aumento.

Lo decidieron cerca de las 20:30 de este viernes, luego de una reunión ampliada en el Sindicato, donde participaron empleados de las diferentes áreas.

El gremialista respondió, al ser consultado sobre la nota enviada por el Ejecutivo declarando ilegítima la medida de fuerza, que “es una interpretación del Ejecutivo” (a cargo del doctor Martín Piaggio, también en las filas del “Frente para la Victoria”), pero que ellos tienen larga experiencia en el mundo sindical.

Además, dijo que el gobierno de Piaggio es “democrático, peronista, que abraza la justicia social de Eva y de Perón, por lo que creemos que no nos van a descontar nada” y aclaró: “nuestro reclamo es totalmente justo y legítimo”.

En este sentido, se le cuestionó sobre los derechos de los ciudadanos a contar con recolección de residuos y por sobre todas las cosas, contar con el servicio de sepelio en el Cementerio Norte, a lo que Soto respondió: “lamentamos mucho esto, pero es la única herramienta que tenemos para luchar por nuestros derechos”.

Negociación tirante

La discusión entre el Ejecutivo Municipal y el Sindicato de trabajadores no afloja. Días atrás, se vivió uno de los momentos más repudiables de la paritaria: un trabajador intentó agredir al secretario de Hacienda, Santiago Irigoyen, lo que derivó en una denuncia penal, que primero fue radicada en la Jefatura de Policía y luego recayó en la Fiscalía de Carolina Costa.

Recordemos que en el primer semestre del año se logró un acuerdo del 26%. Allí definieron que en septiembre continuarían con las negociaciones para el último tramo del año.

Finalmente, en noviembre retomaron el diálogo aunque la tensión fue en aumento. En medio de las acusaciones de “manotazos para golpearlo”, insultos, gritos y tensión, desde la Municipalidad confirmaron la veracidad de los hechos aunque definieron no hablar públicamente sobre el conflicto, debido a que se encuentran en plena negociación paritaria y prefieren “apostar al diálogo”.

El pedido y la oferta

La actualización salarial quedó relegada a un segundo plano, mientras todas las miradas están puestas en la medida de fuerza y en el impacto que provoca directamente en el vecino de Gualeguaychú.

De todos modos, desde el Sindicato, resaltaron que no cederán ni un punto porcentual más, de lo que ya han cedido. El aumento a los empleados fue del 26% en la primera mitad del año, pero resta resolver la nueva actualización y el bono de fin de año.

El primer aumento de 2016, se acordó abonar con un 20% retroactivo a marzo; un 3% a partir de junio y otro 3% en agosto. El mínimo garantizado se estableció en 6200. Pasaron los meses y para el segundo tramo los empleados pidieron un 12% de aumento y un bono de 3 mil pesos para todos los trabajadores. En principio el incremento solicitado era del 19%, bajó al 15% hasta llegar al 12% por lo que aseguraron que no cederán.

Fuente: El Entre Ríos – El Día de Gualeguaychú.

Más información sobre:
#estatales- #fin de año- #Gualeguaychu- #municipales- #municipalidad de Concordia