Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Brindan recomendaciones para prevenir intoxicaciones por monóxido de carbono


La llegada del invierno y las bajas temperaturas y la consecuente calefacción en los hogares aumenta los riesgos de intoxicación con monóxido de carbono, un gas venenoso generado por la combustión incompleta del gas natural, leña, carbón, kerosene, alcohol o nafta. Por ello, desde el Ministerio de Salud se brindaron consejos para prevenir intoxicaciones, como mantener los ambientes ventilados y controlar el buen funcionamiento de las instalaciones y los artefactos de calefacción.

prevenir intoxicaciones por monóxido de carbono

El Ministerio de Salud intensificó la vigilancia epidemiológica por casos de intoxicación por monóxido de carbono que consiste en la inhalación de gas tóxico producto del mal funcionamiento de estufas, calderas, calefones, termotanques y cocinas. Se trata de un tipo de intoxicación completamente evitable si se guardan los cuidados necesarios para que los artefactos de calefacción presentes en el hogar funcionen correctamente, y se mantienen ventilados los espacios cerrados.

Desde la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud, la doctora Analía Corujo informó “cuando comienza el frío se envía a los nodos epidemiológicos de la provincia una alerta para que estén atentos a los pacientes que pueden acudir por exposición a monóxido de carbono”. Esto implica estar atentos a los síntomas y notificar las intoxicaciones por monóxido de carbono, que son prevenibles, pero potencialmente mortales.

En este sentido, un problema para determinar la intoxicación por monóxido de carbono radica en que se la puede confundir fácilmente con otros cuadros clínicos con signos y síntomas similares, ya que este gas es incoloro e inodoro, y la intoxicación se produce al inhalarlo.

En ese sentido la profesional resaltó que “se debe sospechar intoxicación cuando una o varias personas que están en un ambiente cerrado presentan al mismo tiempo algunos de estos síntomas y/o signos: dolor de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, palpitaciones, depresión del sensorio” y recordó que en ocasiones se han confundido los síntomas de exposición a monóxido de carbono con los de una intoxicación alimentaria porque, al haber un grupo de gente que está comiendo, todos juntos cerca del horno, y comienza a sentirse mal todo el grupo, es común que se le eche la culpa a la comida cuando en realidad el malestar es originado por los efectos del monóxido de carbono.

Principales medidas de prevención

  • Todos los artefactos domésticos que funcionen con combustible o gas (estufas, calefones, calderas, etc) deben ser instalados y revisados periódicamente por personal matriculado. Asegurar que estén libres las salidas al exterior.
  • Las chimeneas del hogar y sus tirajes deben ser mantenidos y limpiados anualmente.
  • Cuando esté encendida la calefacción, verificar que no esté impedido el ingreso de aire a la habitación.
  • Si se utilizan braseros o estufas a kerosén, apagarlos y sacarlos al exterior antes de acostarse.
  • No usar el horno o las hornallas de la cocina para calefaccionar el hogar.
  • No instalar calefones a gas dentro de los baños. Si ya se encuentran en esa ubicación, llamar a un gasista matriculado y reubicarlos.
  • No dejar encendidos los motores de los vehículos en sótanos o garajes cerrados.
  • No dejar a los niños y a las mascotas dentro del auto cerrado con el motor encendido dentro del garaje.
  • Si la llama de cualquier artefacto encendido no es de color azul, apagarlo y llamar al servicio técnico para que lo revise.
  • Dejar siempre algún espacio abierto para que circule el aire.

Cuándo sospechar

Corujo indicó que “los síntomas que se pueden dar se pueden confundir con otras intoxicaciones: como presentar adormecimiento, dolor de cabeza; asimismo se puede manifestar mediante náuseas y vómitos, que pueden llevar a confundirlo con un cuadro gastrointestinal; puede dar depresión del sensorio, puede llegar al coma, es potencialmente mortal, es una intoxicación grave”. Ocurre que cuando una persona que ha comenzado a presentar estos síntomas abandona el ambiente enviciado, inmediatamente el organismo comienza a limpiarse, entonces la persona se siente mejor y se subestiman las intoxicaciones.

Por supuesto, ante la presencia de estos síntomas, se recomienda acudir al centro de salud o efector sanitario más cercano y consultar a un profesional.
“Si se trata de un caso leve la recuperación suele ser inmediata, lo que pasa es que los casos graves pueden llevar a la muerte o dejar secuelas neurológicas, tipo parkinsonismo, pueden quedar alteraciones de memoria; también es teratogénico, esto significa que las mujeres embarazadas pueden tener bebés con malformaciones o abortos a causa de una intoxicación de este tipo”, finalizó Corujo.

Para tener en cuenta

El año pasado hubo 19 casos de intoxicación reportados en Entre Ríos pero estiman que las estadísticas se alteran por la falta de reporte de parte de la población.

Más información sobre:
#ministerio de salud- #prevencion- #recomendaciones