Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

CAFESG enseñó a hacer “bolitas de arcilla” en el barrio El Silencio


La Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande (CAFESG), a través de su Programa “Sensibilizadores Ambientales”, y en conjunto con el Consejo General de Educación, ofreció el pasado viernes en el Refugio del barrio El Silencio de Concordia el Taller “Aprendiendo a fabricar bolitas de arcilla: sembremos un mundo mejor y aumentemos la biodiversidad”.

taller bolitas de arcilla

La actividad contó con la participación de 30 personas entre niños que concurren al Refugio, docentes y padres, que se mostraron deseosos de aprender esta técnica fácil y divertida de sembrar de forma natural.

Las bolitas de arcilla (llamadas “bombas de semillas” o “Nendo Dango”, en japonés) contienen semillas en su interior y se pueden lanzar en terrenos para que germinen cuando llueva. Durante el Taller los responsables de la propuesta les explicaron a los participantes cómo hacerlas, en qué espacios conviene lanzarlas y cómo hacer un seguimiento del proceso de germinación.

“Los asistentes se ensuciaron las manos y cada uno elaboró varias bombas con diferentes combinaciones de semillas, para luego lanzarlas en la huerta del Refugio o en aquellos sitios del barrio que lo necesitaban”, señaló Gisela Huber, coordinadora de Desarrollo Regional de CAFESG.

Las bombas de semillas surgieron a partir de una técnica desarrollada por el agricultor, biólogo y filósofo japonés Masanobu Fukuoka (inventor de la llamada “agricultura natural”), que consiste en crear una bolita mezclando semillas, arcilla, sustrato y agua –es decir, los elementos básicos para que una semilla pueda germinar– junto a la arcilla, para que la proteja hasta que la lluvia la deshaga.

Con este método se consigue la germinación del 2% de las semillas frente al 0,2% de las semillas sembradas directamente al voleo sobre el terreno, lo que supone un 1.000% más de efectividad.

“Durante el Taller los niños y los padres concurrentes conocieron también los problemas que tienen los ecosistemas y cómo la solución a ellos se encuentra ni más ni menos que en nuestras manos. Fue una actividad didáctica dirigida a concientizar desde la más temprana edad a los niños para que respeten y cuiden la naturaleza que existe en nuestro planeta, y conozcan y valoren la diversidad de especies”, concluyó Huber.

El Refugio del barrio El Silencio se ubica en un predio sobre avenida Presidente Illia (ex Ruta 4) y cuenta con una infraestructura adaptada que alberga al Jardín Materno Infantil Municipal, destinado a niños de 4 días a 3 años, en su mayoría hijos de trabajadores del Campo del Abasto y la cosecha de citrus y arándanos. Los docentes a cargo fueron habilitados bajo los programas educacionales oficiales a raíz de un convenio firmado por el Municipio de Concordia y el Consejo General de Educación de la Provincia.

Objetivo específico del Taller
Sensibilizar sobre el cuidado y mejoramiento del ambiente para conservar la biodiversidad.

Objetivos generales
-Experimentar el trabajo en grupo y el ayudar al compañero.
-Desarrollar la creatividad mediante juegos sencillos de percepción y manipulación del barro.
-Que los niños conozcan y valoren la diversidad de especies.
-Esperar a que crezca la semilla en la tierra, y en la conciencia de todos.

Integrantes del proyecto
Personal del Jardín de Infantes, del Consejo General de Educación y recursos humanos del Área de Desarrollo Regional de CAFESG: Gisela Huber, Rosana Godoy, Alexis Lambert, Martín Lower y Graciela Roldán de Minhondo.

Más información sobre:
#barrio El Silencio- #CAFESG