Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Campaña por alimentación saludable en verano


El Ministerio de Salud de la provincia implementó una campaña comunicacional promoviendo la alimentación saludable, como una forma de prevenir enfermedades.

“Estamos efectuando una campaña sobre alimentación saludable cuyo eje rector es el incentivo del consumo de alimentos seguros como forma de reducir al mínimo el impacto que estas enfermedades puedan causar en esta temporada estival”, señaló el director de Atención Primaria de la provincia, Guillermo Salzmann.

El gráfico a continuación es parte de la campaña:

Campaña Alimentación Saludable

Campaña Alimentación Saludable

Prevención de enfermedades comunes en período estival

Diarrea, en verano afecta mayormente a niños

Cada año se producen dos mil millones de casos de diarrea en todo el mundo, incluso las enfermedades diarreicas son una causa principal de mortalidad y morbilidad en la niñez en el mundo como consecuencia de la exposición a alimentos o agua contaminados.

Para prevenir que se registren casos de diarreas, es fundamental que la población:

  • Es necesario lavarse bien las manos al llegar a casa, antes de ingerir o preparar alimentos o de manipular objetos de los niños.
  • Si el bebé toma mamadera, recuerde higienizarla muy bien hirviendo durante 10 minutos todas las partes del biberón, o utilizando un esterilizador.
  • Si el niño come papilla, higienice correctamente los utensilios.
  • No automedicarse y recurrir inmediatamente a la consulta médica.
  • Reforzar la buena hidratación, lactancia materna y mantener especial cuidado en la limpieza adecuada de tanques o cisternas.
  • Lave correctamente los vegetales y las frutas, cocine bien las carnes y no ingiera alimentos si duda de que se haya respetado la cadena de frío.
  • Tomar agua segura; si es de la canilla hervirla previamente durante 10 minutos y déjela enfriar; si es mineral, elija aquellas de marca reconocida que aseguren su pureza.

Las enfermedades de transmisión alimentaria

Existen diferentes bacterias causantes de enfermedades. Escherichia coli es el nombre dado a una gran familia de bacterias normalmente halladas en el intestino de los seres humanos y animales que en su mayoría no producen enfermedad. Sin embargo algunas son causales de cuadros agudos de diarrea que derivan en una patología conocida como Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) cuya principal fuente de contagio es la carne vacuna insuficientemente cocida, la leche no pasteurizada, los productos lácteos manufacturados con leche no pasteurizada y el agua contaminada.

Las principales medida de control para esta enfermedad son:

  • Cocinar la carne completamente, en especial la carne picada y los productos elaborados con ella (que no queden partes rosadas o rojas en su interior)
  • Lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño, antes de manipular alimentos y después de tocar alimentos crudos.
  • Lavar bien las frutas y verduras.
  • Consumir leche pasteurizada.
  • Consumir agua potable; ante la duda hervirla o agregar dos gotas de lavandina por litro de agua, agitar y dejar reposar 30 minutos.
  • Evitar la contaminación cruzada entre alimentos crudos y cocidos

En tanto que las Salmonellas son un grupo de bacterias que causan diarreas en humanos, resisten a la congelación y deshidratación pero no sobreviven a medios ácidos y son poco resistentes al calor. La gastroenteritis causada por Salmonella se denomina salmonelosis y presenta como síntomas cólicos abdominales, diarrea y fiebre. Esta patología tiene como alimentos asociados carnes crudas, huevos, derivados lácteos, aderezos para ensaladas, mezclas para pasteles, postres a base de crema, gelatina en polvo, cacao y chocolate.

El Clostridium botulinum se encuentra normalmente en el suelo y es un potente productor de la bacteria que produce el botulismo siendo el de origen alimentario la forma más grave de intoxicación alimentaria causada por la ingestión de alimentos mal cocidos. La incidencia de la enfermedad es baja, pero es considerada de interés debido a la elevada tasa de mortalidad si no se diagnostica y trata apropiadamente.

La sintomatología de esta enfermedad son: fatiga extrema, debilidad y vértigo, normalmente seguidos por visión doble y dificultad progresiva de hablar y tragar. Los síntomas gastrointestinales pueden incluir dolor abdominal, diarrea o congestión. Los alimentos asociados comprenden los que no son calentados antes del consumo tales como palmito, maíz en conserva, pimienta, sopas, remolacha, espárragos, hongos, aceitunas, espinaca, atún, pollo, hígado de pollo y paté de hígado, carnes frías, jamón, salchichas, berenjena rellena, pescado salado y ahumado.

También aparece la hepatitis que está asociada al saneamiento deficiente y a la falta de hábitos de higiene personal. La hepatitis A consiste en una virosis hepática que se transmite por vía fecal-oral (de las heces a la boca) cuando una persona ingiere alimentos o bebidas contaminadas por heces de una persona infectada. Los síntomas de esta enfermedad son de moderados a graves y pueden consistir en fiebre, malestares, pérdida de apetito, diarrea, náuseas, molestias abdominales, coloración oscura de la orina e ictericia (coloración amarillenta de la piel y la esclerótica ocular).

En general para prevenir este tipo de cuadros se recomienda:

  • Lavarse las manos después de ir al baño y toda vez que se vaya a cocinar o antes de manipular alimentos
  • Mantener los baños limpios y la basura lejos de los alimentos.
  • Utilizar para beber y cocinar agua hervida o agregarle 2 gotas de lavandina por litro y esperar 30 minutos antes de usarla
  • Preparar y ofrecer alimentos frescos, limpios y bien cocidos.
  • No tomar agua de fuentes no seguras ni lavar utensilios con ella.
  • Emplear exclusivamente agua potable para cocinar
  • Limpiar y desinfectar anualmente los reservorios de agua (tanques y cisternas)

Las principales medidas de prevención para todo este grupo de enfermedades son el lavado de manos y el cuidado de que los alimentos cocidos deben consumirse inmediatamente ya que en solo 4 horas los alimentos que fueron preparados comienzan a descomponerse o a contaminarse si no se llevan a la heladera, viéndose interrumpida la cadena de frío.

Más información sobre:
#alimentacion- #enfermedades- #prevencion