Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Canto, música y emoción en el concierto apertura de las orquestas infantiles


Orquestas sinfónicas y populares, además de bandas, coros y talleres de iniciación musical llenaron este domingo con sus cantos y música el Teatro Municipal 3 de Febrero. Se trataba de formaciones musicales y corales de Paraná pertenecientes al programa Orquestas, Bandas y Coros Infantiles y Juveniles del Ministerio de Cultura y Comunicación. La emoción de los jóvenes músicos y sus familias, más el aporte de un público cálido que acompañó con palmas, cantos y diferentes expresiones cada actuación, hicieron de la jornada un emotivo encuentro.

orquestas infantiles

“No me quiero quedar sin ver a mi hijo”, se escuchó en el pasillo a una mamá que ingresaba apurada con un niño en brazos y tratando de encontrar un lugar para apreciar el espectáculo. En poco tiempo el teatro se vio colmado, ya que desde momentos antes a que se habilitara el ingreso la cola daba la vuelta a la esquina y llegaba casi hasta la mitad de cuadra en calle Buenos Aires.

En la oportunidad, el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, calificó el concierto como un “festejo de la vida, del trabajo y el esfuerzo. Este proyecto es uno de los que más esfuerzo y amor le ponemos, porque creemos que todavía hay muchos que están buscando ese lugar que los haga sentirse finalmente incluidos. La orquesta significa un gran puente, que les permite ser y pertenecer a un proyecto. Muchos gurises y familias arrancan creyendo que no van a poder y aquí tienen una oportunidad, ya que después de estar en un escenario y ser aplaudido, ellos no vuelven a ser los mismos”, remarcó. El ministro solicitó luego un aplauso para profesores, coordinadores, padres, docentes de las escuelas “que hacen posible lo que hoy disfrutamos”.

A su momento, la intendenta de Paraná, Blanca Osuna, manifestó su “orgullo por poder compartir estos momentos maravillosos e imaginar lo que sienten los chicos, las mamás y papás”. Agradeció luego al gobierno provincial, “en especial al ministro Pedro Báez, porque no siempre hubo orquestas infantiles. Es una definición política invertir en conformar estos grupos, y este es un gobierno que lo hace. Que viva la música, las orquestas y la política que hace posibles estas cosas”, subrayó Osuna. También hubo un agradecimiento para la Unidad Ejecutora Provincial, que realiza aportes para que las orquestas, bandas y coros puedan sustanciarse.

Entre los testimonios de un video que se proyectó al inicio, una pequeña violinista expresaba: “Yo siento que vibro con el violín”, una frase que dejaba en claro las emociones que se movilizan en los jóvenes músicos que participan del programa. Se podían ver por todas partes papás, mamás y familiares con los teléfonos celulares registrando el momento. Salvo el llanto de algún pequeño hermanito o el paso de los gurises acomodándose sobre el escenario, el teatro permaneció en un respetuoso silencio durante las actuaciones.

Los primeros acordes

Las primeras piezas fueron interpretadas por la orquesta popular Mitai Kõi, entre todos te estamos buscando. Formada hace 2 años, realiza sus actividades en la Escuela Álvarez Condarco, donde funcionó durante la dictadura un centro clandestino de detención. Su nombre significa mellizo en guaraní, en alusión al hermano mellizo de Sabrina Gullino, ya que ambos nacieron en 1978 en cautiverio en el Hospital Militar, cuyas instalaciones se encuentran aledañas a la escuela. Con flautas dulces y traversas, guitarras, instrumentos de percusión, bajos, teclados y acordeones interpretaron entre otras obras Ñamandu Miri, un canto guaraní que hace honor a las raíces y que arrancó las primeras palmas de público. También en su repertorio hicieron participar al público, que entusiasmado se prestó al juego, con palmas y coros.

El segundo grupo en subir al escenario fue la banda Liga de los Pueblos Libres, proveniente del barrio San Martin (Volcadero). Su nombre homenajea la forma de organización que se dieron los pueblos que proclamaron a José Gervasio Artigas como su protector. Muchos de los integrantes de la banda ingresaban por primera vez al teatro, por lo cual los nervios fueron dando paso al disfrute luego de los primeros aplausos y palmas, que acompañaron las interpretaciones de Brasil, La vida es un carnaval y el Negro José, reiterando una de las piezas a pedido del público. Pasó a continuación la Banda Municipal, que entusiasmó los presentes con un solo de batería y el ritmo que se hizo popular durante el último mundial de fútbol y que los argentinos les dedicaban a Brasil.

Fue entonces el turno del coro Sumando Voces, que funciona desde hace dos años en la Escuela Obispo Gelabert y Crespo. “¡Shhh!”, se escuchó entre el público cuando las voces comenzaron a hacerse escuchar. La perla de la presentación fue Lluviecita, una canción escrita por Franco, un adolescente integrante del coro. Acto seguido aparecieron en escena tres payasos que amenizaron el encuentro mientras se preparaban los próximos concertistas.

A toda orquesta

El protagonismo fue después para la orquesta sinfónica Romina Iturain, que realiza sus ensayos en la Escuela Intendente Esparza del barrio Mosconi desde hace un año y medio. El nombre de la formación orquestal rinde homenaje a la adolescente paranaense de 16 años asesinada en la zona donde se ubica la escuela durante los hechos sangrientos de diciembre de 2001. Los gurises arrancaron con un carnavalito, pasando por una marcha donde se apreciaron los diferentes instrumentos y finalizaron con Imagina, un tema de The Beatles.

Volvieron los payasos a sus payasadas con unos luminosos palotes que volaban por los aires mientras ingresaba a escena la orquesta sinfónica Cunumi, que hace casi tres años ensaya en las instalaciones del Complejo Escuela Hogar Eva Perón. La orquesta, cuyo nombre significa “niño” en la lengua guaraní, incluye varias familias de instrumentos musicales, como el viento madera, viento metal, percusión y cuerda. Entre sus interpretaciones se destacó un tema musical de la película Piratas del Caribe y La tempestad, una obra que expresa en sonidos este fenómeno meteorológico.

Cerraron el encuentro los integrantes del grupo más antiguo del programa, la orquesta popular San Agustín, cuyas actividades se desarrollan en la Escuela Soldados de Malvinas, situada en el populoso barrio San Agustín. Tras hacer sonar una chamarrita titulada La Solapa y el vals Quisiera ser tu sombra, convocaron a la orquesta sinfónica Romina Iturain y el coro Sumando Voces para interpretar juntos Gurisito Costero. El gran final reunió a todos los grupos que ya habían pasado por el escenario más el Taller de iniciación Musical de barrio Mitre, deleitando al público con el popular carnavalito El Humahuaqueño.

Más información sobre:
#Ministerio de Cultura y Comunicación- #musica- #orquestas infantiles- #Parana- #provinciales