Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Comunicación popular, la nueva Ley de Comunicación Audiovisual y el “romper el cerco informativo”


Opinión – Por Juan Pablo Portugau *

romper el cerco informativo

1- Erase una vez…

A fines del siglo pasado y en los primeros años de éste, alrededor de la crisis del 2001 que terminó con la segunda y muy larga década infame de los ’90, por aquellos años -tan lejanos hoy- hablábamos de “romper el cerco informativo”. Hablábamos, ¿quiénes?: periodistas y trabajadores de prensa de medios alternativos, dirigentes y militantes políticos, sociales y sindicales, casi todos enrolados en la resistencia.

Romper el cerco informativo y crear medios alternativos, autónomos, propios. La propia voz. Apropiarnos (las organizaciones) de los medios de comunicación, construir nuestros propios medios, y comunicar, nosotros. La propia voz hecha carne. No dejar que otros (los mismos de siempre, los medios concentrados por el poder económico) sean los que transmitan nuestras noticias. Fijar nuestra agenda informativa, deci(di)r nosotros (las organizaciones, el pueblo organizado) qué noticia era importante.

Aquel debate se daba en la acción. No era teoría, no sólo. Y era un debate mundial; del Foro Social Mundial salió el slogan “Otra Comunicación es Posible” y lo hicimos propio. Hoy en el mundo el debate es otro. Hoy en Argentina el debate es otro. Y a diferencia de aquellos años, no es el mismo debate, no va en el mismo sentido, no hay sintonía.

2- La leyenda del futuro

Para re-ego-cijo de kirchneristas y sapo a tragar por antikirchneristas, nuestro país se transformó en una isla, casi un oasis en un (primer) mundo que sigue yendo en el mismo sentido (acelerando) de aquello contra lo que resistímos en los ’90 – primeros 2000. Pero (ego-glup, a compartir el sapo), como en toda isla, las palmeras no dan la suficiente sombra, la marea arremete con sus olas y hay que romper algunos cocos.

La nueva Ley de Comunicación Audiovisual abrió un nuevo espectro, rompió el cerco. O mejor dicho: esa ley es la tijera con la que se puede romper el cerco informativo. Aunque ya no se hable de eso, en esos términos. Hoy se habla de “periodismo militante”, de monopolios, de Clarín, de 6,7,8, de TDA… Hoy el debate (estamos en un oasis, recordemos), es otro, o debería serlo.

La comunicación alternativa, no-hegemónica, y la comunicación popular, aún no puso los puntos sobre las íes de por donde debe pasar el debate. Los está poniendo, timidamente parece. Pero porque falta una instancia previa.

3- G.P.S.

Un amigo y compañero de militancia sostiene (y grita) que no hay comunicación posible sin definiciones políticas primero. Es que la comunicación es eso: una herramienta (un medio, no un fin en sí mismo), de otro medio, la política (sea partidaria, electoral, sindical, cultural o popular).

La comunicación es una herramienta de la política, y hay que situar cómo y dónde está la isla que hemos construido en el contexto del tiempo-espacio. Hay que resetear el GPS para ubicarnos y transformar esa nueva ley en un hecho real, en carne. Apropiarnos de la herramienta (la Ley, la comunicación, los medios, la política)… Recalcular. Porque sólo es nuevo lo que hemos olvidado.

* trabajador de los medios, fue Secretario de Comunicación de la CTA Concordia y miembro de la Mesa Nacional de la Juventud de la CTA en los primeros años de la década pasada, ex-delegado de ATE y colaborador de la Agencia ACTA, especializado en comunicación digital e Internet.

Más información sobre:
#comunicacion- #GPS- #ley de comunicacion audiovisual- #periodismo