Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Con la administración de las importaciones, el 71% de las industrias locales producirá más


En ocho años se espera que suba 20% la planta de trabajadores industriales. El 54% de las grandes empresas aumentará su personal este año.

La administración del comercio exterior logró generar una balanza comercial positiva y oportunidades de negocios para la inversión productiva en el país, que permitirá sostener el proceso de crecimiento económico.

Según estudios oficiales, en 2011 hubo anuncios de inversión por u$s41.358 millones (112% más que en 2010) y el 81% correspondieron a formación de capital (u$s33.697 millones), es decir, inversiones nuevas (greenfield) o ampliaciones.

La encuesta del Centro de Estudios para la Producción (CEP)- también reveló que el 71 por ciento de las grandes empresas industriales del país proyecta incrementar su producción en 2012, el 54% aumentará la cantidad de empleados y casi la mitad prevé una suba en las exportaciones.

El programa de sustitución de importaciones significó un ahorro en las compras al exterior de u$s10.000 millones entre 2008 y 2011. Hasta 2020 el aparato productivo nacional está en condiciones de incorporar 1.500.000 más empleos industriales, lo que implica un 20% sobre la plantilla actual.

La contracara del proceso la expresan los sectores importadores, que tienen demoras y trabas para ingresar productos al país. También afectó a algunas cadenas industriales por la falta de insumo, que en el Gobierno estiman que se solucionará en las próximas semanas.

“El que no compre producción local se va a quedar con el tractor sin terminar”, advirtió esta semana a ministra de Industria, Débora Giorgi, a empresarios.

La administración del comercio exterior, que ejerce el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, es el principal instrumento para favorecer las inversiones locales.

Esa política permitió obtener un saldo positivo de la balanza comercial de u$s11.632 millones en 2010 y u$s10.347 millones el año pasado. Para este año podría llegar a u$s16.000 millones.

Además de las oportunidades de negocios para la inversión productiva que abrió el contro de importaciones, el ingreso de divisas comercial permitió mantener estable el peso y desalentar corridas cambiarias.

Los empresarios reconocieron que el Gobierno está haciendo foco principalmente sobre los productos importados que cuentan con una contraparte de producción nacional. Así se busca reducir el ensamblado con partes del exterior y reemplazarlo por proveedores locales que a su vez desarrollen tecnología y valor agregado.

El presidente de la Confederación General Económica, Guillermo Gómez Galizia, detalló que su sector “está activando la inclusión de empresas pymes como proveedoras” para maquinaria agrícola.

Para alcanzar las metas de sustitución, el financiamiento será un tema crucial. Los empresarios nucleados en Apyme se ilusionaron ayer con la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central para que se traduzca en créditos que den “impulso a la actividad económica y al empleo, pero primordialmente en el acceso al crédito por parte de las pequeñas y medianas empresas”.

Según datos oficiales, el crecimiento desde 2003 permitió crear 140.000 nuevas pequeñas y medianas empresas “que ahora componen fuertes cadenas de valor, sustituyen importaciones y crean trabajo”.

Ante el contexto de crisis internacional, el Gobierno destacó que busca salvaguardar el empleo y, en ese marco, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, anticipó en reuniones con empresarios que “deberán informar como mínimo con dos meses de anticipación antes de pensar en reducir personal”. El Gobierno busca evitar que la crisis impacte en los puestos de trabajo, para lo que destacó que se mantienen herramientas como el Programa de Reproducción Productiva (Repro), bajo la órbita del Ministerio de Trabajo.

Bajo el régimen especial de producción en Tierra del Fuego, las inversiones en desarrollo alcanzan los u$s500 millones en el sector electrónico. En la provincia más austral, los puestos de trabajo pasaron de 2.000 en 2008 a los 12.000 actuales y se sustituyeron importaciones por u$s3.000 millones, respecto de los u$s6.000 que se importaron en 2008.

Inversiones para fabricar insumos en el país

– La fabricante de pinturas industriales Hempel -que hasta ahora importaba sus insumos desde Singapur- construyó una planta con una inversión de u$s17 millones con lo que se prevé que se sustituyan importaciones por u$s28 millones y exporte por u$s10 millones.

– Las inversiones en construcción acumulan más de $3.000 millones en proyectos para la fabricación de insumos como cemento, ladrillos, vidrio y productos cerámicos.

– La empresa Ferrum anunció que ya ejecutó el 70% de la ampliación de su planta industrial de Pilar con una inversión de $23,8 millones y Cementos Avellaneda amplió su planta con una inversión de u$s85 millones.

– Para sustituir importaciones de energía hubo anuncios de inversión por más de $1.350 millones para generación limpia de biodiesel, componentes para turbinas eólicas e insumos para biodiesel.

– La firma alemana Evonik Degussa anunció una inversión de u$s30 millones para construir en Santa Fe una planta de metilato de sodio, con lo que sustituirá importaciones por u$s40 millones. La planta será la única en el Mercosur.

Más información sobre:
#industria- #pymes