Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Concordiense en la Armada Argentina: era su sueño y hoy es Suboficial de Unidad en un multipropósito


Ángel Ramón Ragone nació en 1971 en Concordia, Entre Ríos, y en 1990, dejó su querido litoral para servir en la Armada Argentina. Hoy es Suboficial de Unidad en el multipropósito ARA “Ciudad de Zárate” (MPCZ) en su jerarquía de Suboficial Principal.

Angel Ramón Ragone

Ángel contó que ingresó a la Armada a los 19 años “porque era mi gran sueño; tenía un tío por parte de mi mamá que se retiró de la Fuerza como Suboficial Mayor Electricista”; especialidad Naval que él también eligió por considerar la vida de su tío como un espejo para la suya.

“Me gustaba ver su profesionalismo y su estilo de vida diferente y gracias a él pude llegar a vivirlo. A mi viejo, por el contrario, no le gustaba mucho la idea de ingresar pero terminó entendiéndolo”, apuntó.

Añorando su provincia, el Suboficial Principal Ragone formó su propia familia con su esposa y cuatro hijos, con quienes vive en la Ciudad de Buenos Aires. “Ellos se acostumbraron a mi estilo de vida; antes era mucho más difícil salir a navegar pero ahora, con la tecnología y los medios de comunicación, estamos más conectados”, aseguró.

En estos 26 años de servicio en la Armada Argentina, Ángel estuvo en varios destinos Navales, en unidades de superficie de la Armada en el mar y en pases en tierra. “Ahora estoy a bordo del ‘Zárate’ como Suboficial de Unidad; es una experiencia muy buena y nueva, porque es la primera vez que me toca esta función”, destacó.

Como Suboficial de Unidad del multipropósito de la Armada es el más antiguo de los suboficiales a bordo y su trabajo diario consiste principalmente en ser el nexo entre el segundo comandante, los oficiales y los suboficiales del buque. “También intento volcar la experiencia que tengo a los más chicos, cabos de la Armada que tienen la edad de mis hijos, a quienes incentivo y motivo”, expresó así porque su pensamiento cotidiano es el de sumar siempre.

El “Ciudad de Zárate” es parte de los buques de la Escuadrilla de Ríos con apostadero en la Ciudad de Buenos Aires y entre las últimas actividades que realizó, hizo el acompañamiento a la fragata ARA “Libertad” cuando ingresó el pasado 5 de octubre, al puerto de Buenos Aires luego de 6 meses de navegación por el mundo. Fue una de las embarcaciones que escoltó y rindió honores a la “Embajadora de los Mares” en el último tramo de navegación hacia el puerto.

A fines de agosto, junto a otras embarcaciones de la Armada Argentina y extranjeras, participó del último ejercicio naval combinado Acrux, en su octava edición (Acrux VIII). También participaron las Armadas de Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay de este operativo fluvial multinacional que se realizó en las zonas del río Ibicuy y del río Paraná con el principal objetivo de adiestrarse en forma conjunta y combinada, y de acrecentar la confianza mutua y la cooperación entre los países participantes.

De esta manera, Ángel Ragone reflexionó que la Armada llenó todas sus primeras expectativas tanto personales como profesionales y hoy continúa brindándole un presente y un futuro motivador. “La Armada me dio mucho, estabilidad laboral primero y así, tranquilidad en todo aspecto; pero también conocimiento de otros lugares y personas; conozco todo el sur del país gracias a mi trabajo”, ejemplificó.

El Suboficial de Unidad dijo que el compañerismo es lo que más le gusta del día a día en la Armada. “El normal de la gente no entiende cómo podemos (los marinos) convivir en espacios tan pequeños por tanto tiempo y la clave es el gran espíritu de cuerpo que tiene la gente de mar; la Armada es un estilo de vida único que nos define y nos llega al corazón”, concluyó el entrerriano orgulloso de pertenecer hace 26 años a la Armada.

Más información sobre:
#Armada- #nacionales

Comentarios
  1. Felicitaciones VECINO…A USTED Y SU FANILIA