Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Consulado pide a fiscales de Entre Ríos acelerar investigación sobre presunta explotación a bolivianos


El Consulado de Bolivia en la ciudad de Rosario, solicita a la Unidad Fiscal de Concordia, Provincia de Entre Ríos, Argentina, una pronta investigación de las denuncias que hizo la Secretaría de Trabajo sobre la presunta explotación laboral a ciudadanos bolivianos en la cosecha de arándanos, en un predio agrícola de Calabacillas.

trabajadores-arandanos

En nota oficial dirigida a las autoridades del Ministerio Público, este domingo 30 de octubre, requiere, además, la nómina completa de sus compatriotas que estarían siendo víctimas, situación migratoria, condiciones de salud, vivienda, legislación laboral argentina incumplida, si fueron detectados menores bolivianos en los cultivos.
Paralelamente puso a disposición de los fiscales toda la colaboración necesaria y la asistencia consular para los ciudadanos bolivianos.

Durante la jornada de este domingo, el Consulado hizo las gestiones ante autoridades laborales de Entre Ríos y juristas, con sede en Concordia, para el seguimiento y esclarecimiento del presente caso.

La Secretaria de Trabajo de la Provincia de Entre Ríos, remitió al Consulado datos sobre la denuncia presentada ante la Unidad Fiscal y firmada por sus autoridades, Horacio Guattini (Delegado) y Emiliano Delgado (Coordinador), contra Marcelo Alejandro Gutiérrez (contratista) y la presidenta de la empresa Fincas del Sur S.A, Valeria Goretti, por la presunta comisión del delito de Reducción a la Servidumbre.

ALGUNOS PÁRRAFOS TEXTUALES DE LA DENUNCIA

Sobre los hechos, en la Denuncia de la Secretaría de Trabajo, se describe lo siguiente:

“El día 27 de octubre de 2016 a las 10:15 horas los Inspectores de la Secretaria de de Trabajo de la Provincia de Entre Ríos y los funcionarios de la Superintendencia del Riesgo del Trabajo, se hacen presentes en la zona rural de la localidad de Calabacilla a fin de llevar a cabo inspecciones laborales y de higiene y seguridad.

Ingresan al campo ubicado en el camino vecinal de Estación Calabacilla donde se desarrollan tareas de cosecha de arándanos y son atendidos por la Sra. Valeria Goretti, quién manifiesta ser la presidenta de la empresa Fincas del Sur S.A.

Los funcionarios se presentan y le manifiestan que tomarán relevamiento del personal laborando y proceden a llevar a cabo las actuaciones inspectivas. Al mantener conversación con el personal relevado les manifiestan que son de nacionalidad boliviana y con residencia en la Provincia de La Rioja, y que se encontraban alojados en la localidad de Calabacilla y serían muchas personas en un solo lugar y que estarían conviviendo en un espacio muy precario junto a niños.

Al momento de preguntarles quien los abría contratado mencionan una persona de apellido Gutierrez y que estarían en la localidad hace 3 semanas. Al momento de retirarse, siendo las 11:05, se hace presente una persona manifestando ser el contratista y llamarse Marcelo Gutiérrez, presentando una lista del personal trabajando.

El mismo día, los funcionarios nos dirigimos a la localidad de Calabacilla, siendo las 19:15 horas. Ingresamos a una casa en la esquina noreste de la intersección del nuevo acceso a Calabacilla y pudimos observar la precariedad y hacinamiento en la que se encontraban alojadas las personas, encontrándose unas 50 personas de ambos sexos y menores en una casa que tendría unos 50 metros cuadrados cubiertos, con 3 baños químicos, con duchas al aire libre y sin agua caliente, servicio eléctrico muy precario. Luego nos dirigimos a una vivienda ubicada a 30 metros al sur de la Comisaria de Calabacilla, donde se pudo visibilizar la misma situación con la misma cantidad de personas.

Nos dirigimos al noroeste de la Comisaria y, a pocos metros de las vías del tren, visualizamos a unas 32 personas dentro de Conteiner y una construcción de unos 20 metros cuadrados con unas 15 personas de distinto sexo y menores. Luego nos dirigimos a unas casillas de madera donde se puedo visualizar a unas 40 personas.

Al charlar con las personas de todas la locaciones visitadas, manifestaban que fueron contratados por Gutiérrez y trabajaban en el campo relevado con anterioridad, que les cobraban la comida y el alojamiento, que si renunciaban se le descontaría los importes de pasaje de ida y vuelta, que les habrían prometido otra situación laboral mejor remunerada y formalizada, con dignas condiciones de vivienda y laborales.

Cabe agregar que los lugares visitados no contaban con agua caliente, sin privacidad, tendido eléctrico deficiente, sólo contaban con una sola puerta de ingreso y egreso, menores en condiciones deficientes y sin condiciones dignas de consagradas por la Declaración de Derechos Humanos”.

ROSARIO, 30 de octubre de 2016

Más información sobre:
#arandano- #Bolivia- #Justicia- #trabajadores