Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

El 24 de marzo no es ni será un día cualquiera


Por Departamento de Prensa – Agrupación “Norberto Santana”

Memoria Verdad Justicia Agrupacion Norberto Santana

El 24 de marzo de 1976 no es ni será, un día cualquiera en la historia argentina. En esa fecha las Fuerzas Armadas de nuestro país usurparon el gobierno y derrocaron a la entonces Presidenta Constitucional María Estela Martínez de Perón. Destituyendo también a los gobernadores, disolviendo el Congreso Nacional y las Legislaturas Provinciales. Removieron a los miembros de la Corte Suprema de Justicia y desautorizaron las actividades gremiales y la de los partidos políticos. Es decir, anularon las instituciones fundamentales de la vida democrática.

Dejamos claro que fue un golpe cívico-militar. ¿Por qué? Porque los militares no actuaron solos ni por su cuenta. La decisión de tomar el gobierno contaba con la adhesión de diversos grupos de la sociedad (sectores con gran poder económico, grupos conservadores, algunos medios de comunicación, etc) que entendían que una dictadura era necesaria para organizar el país.

Es imposible hablar del 24 de marzo sin mencionar desapariciones, campos de exterminio, apropiaciones ilegales de niñas y niños, torturas sistemáticas y despiadadas, persecuciones ideológicas, censuras, autocensuras, y el envío de adolescentes a la guerra para conservar el poder.

En nuestra Provincia de Entre Rios, el gobernador Don Enrique Tomas Cresto es el primer detenido. Juzgado y condenado por un Consejo de Guerra, sufre la injusticia de ser encarcelado. En 1982 la justicia dispone su libertad declarándolo inocente y “resguardando su buen nombre y honor”.

Una generación desaparecida reclamaba verdad y justicia, no para recuperar el pasado en busca de venganza ni para revolver viejas heridas, sino como afirmación del presente y apuesta al futuro, y llegó de la mano de Néstor Kirchner. Solo la memoria y la reparación restituirían nuestra historia y saldarían viejos agravios.

Y en ese 2004 que difícilmente olvidemos, un juez se pronunció por la inconstitucionalidad de los indultos y varios represores fueron condenados y encarcelados, gracias a que las leyes de Punto Final y Obediencia Debida se derogaron, tanto por el Congreso como por la Justicia.

Como broche de oro, el 24 de marzo del mismo año, se crearía el Museo de la Memoria en el predio de la que fuera la Escuela de Mecánica de la Armada, principal centro clandestino de detención, tortura y exterminio de nuestros compañeros.

“Las cosas hay que llamarlas por su nombre y acá si ustedes me permiten, ya no como compañero y hermano de tantos compañeros y hermanos que compartimos aquel tiempo, sino como Presidente de la Nación Argentina vengo a pedir perdón de parte del Estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia por tantas atrocidades.” (Néstor Kirchner, 24/03/2004)

Hoy, a 38 años de aquel fatídico día, queremos recordar que nada ni nadie puede justificar un nuevo golpe a nuestra querida democracia. Ya sea un golpe económico, social o cívico-militar.
Elevemos una plegaria por la memoria de nuestros 30 mil compañeros desaparecidos, una generación heroica que dio la vida por una patria más justa y solidaria”.

30 mil Compañeros Presentes! Ahora y Siempre!!!!

Departamento de Prensa
Agrupación Norberto Santana

Más información sobre:
#dictadura- #historia- #memoria