Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

El impulso a la ley nacional de la música se incorpora a la agenda entrerriana


En un encuentro con músicos de todo el país, el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, comprometió su apoyo en la lucha por la ley nacional de la música que esta semana obtuvo media sanción en el Congreso Nacional. Se abordaron también aspectos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual vinculados a la industria de la música. Báez, como presidente del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual, impulsará la aplicación concreta de esos artículos desde ese organismo nacional.

Referentes de la Unión de Músicos Independientes (UMI) y de la Federación Independiente de Músicos de la Argentina (FIMA) confirmaron su presencia en la provincia este mes. Estarán en Entre Ríos para el 12 de noviembre, donde se reunirán en un foro con sus pares entrerrianos para hablar sobre los alcances de la norma.

“Queremos que los artistas sepan que cada vez que haya que ampliar y garantizar derechos, Entre Ríos va a estar presente y acompañando”, expresó el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, en el encuentro con miembros de la UMI.

La ley nacional de la música apunta a federalizar el fomento a la producción musical, incentivar la organización de los distintos actores de la actividad, mejorar la situación laboral de los músicos y las condiciones en que se desarrollan los conciertos en vivo, ampliar la difusión en los medios de comunicación y garantizar el acceso de todos los sectores de la sociedad al trabajo de los artistas, entre otros aspectos.

“La nueva norma contempla acciones que cambiarán la realidad de la actividad musical y cultural del país y, como en tantas otras políticas públicas tendientes a la democratización y la inclusión que vienen de la mano de este proyecto nacional y popular que lleva adelante la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, queremos que Entre Ríos esté a la vanguardia y ya estamos trabajando para que así sea”, señaló Báez, en relación a la redacción de un proyecto de ley provincial de adhesión, a encuentros informativos con artistas locales y a una serie de acciones en agenda tendientes a garantizar que, una vez aprobada, la normativa pueda implementarse ágilmente en la provincia.

En el encuentro realizado en la Casa de Entre Ríos, del que fue parte también el titular del Centro Experimental de Industrias Culturales de Entre Ríos (Ceicer), Sebastián Lorenzo, entre otros, los referentes de la UMI, Diego Boris y Cristian Aldana, confirmaron su presencia en Entre Ríos el 12 de noviembre, para participar de un foro sobre la ley nacional de música que será parte del V Foro de Sociedades Digitales que por primera vez se realizará en una provincia argentina.

Los músicos interiorizaron a Báez sobre el proceso de elaboración del proyecto y la lucha en marcha para su aprobación, que incluye actividades de difusión en todo el territorio nacional, y valoraron el apoyo del Gobierno entrerriano y la predisposición del ministro. “Es otra oportunidad que se abre en el camino de conseguir que el ejercicio de la libertad artística se convierta en un derecho”, manifestaron.

El trabajo conjunto con los músicos de UMI se extenderá también al Consejo Federal de Comunicación Audiovisual, que el ministro Báez preside. “La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual incluye en su articulado cuestiones concretas vinculadas al desarrollo de la música en el país y también actuaremos para el cumplimiento pleno de la normativa en este sentido”, señaló el funcionario.
Puntualmente, la denominada ley de medios, en su artículo 97, asigna un porcentaje del presupuesto para el financiamiento del funcionamiento del Instituto Nacional de la Música que crea la normativa que próximamente se tratará en el Senado. “Manifestamos el compromiso de incluir este tema en la agenda del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual”, indicó Báez.

Fomentar y difundir

El proyecto ingresó al Senado de la Nación en 2010 con la firma de Eric Calcagno, acompañado por Miguel Ángel Pichetto, Nicolás Fernández, Daniel Filmus, Blanca Osuna, Marcelo Fuentes y Marina Riofrio. El texto es producto de un trabajo conjunto llevado adelante por músicos de todo el país, referentes de espacios para música en vivo, productores, políticos, gestores culturales y público en general. Desde entonces, un colectivo integrado por más de 5.000 músicos de todo el país adhirieron al proyecto de ley y aportaron a la lucha para su difusión que llevan adelante la UMI y la FIMA en todo el país.

El proyecto de ley que obtuvo media sanción crea el Instituto Nacional de la Música en el ámbito de la Secretaria de Cultura de la Presidencia de la Nación, con la tarea de convertirse en el principal órgano de fomento, promoción, apoyo, preservación y difusión de la actividad musical.

La iniciativa otorga beneficios para los músicos destinados a colaborar en una de las instancias del proceso de producción, de fonogramas y videogramas. Además, incluye como norma la actuación necesaria de un músico nacional cada vez que se presente en el país uno extranjero. También fomenta la difusión de la música nacional en los medios de comunicación y propicia la formación integral de músicos, entre otros puntos.

La estructura de la norma fue elaborada tomando los puntos más positivos de las que crearon el Instituto del teatro y del Instituto del Cine. El trabajo colectivo de todos los músicos permitió tomar aspectos de la legislación francesa y elementos de otras leyes presentadas en Argentina en otros años. También se adaptaron a la realidad nacional aspectos de las leyes de España, Brasil y de las Islas Canarias, de donde se tomó puntualmente la conformación de un circuito estable de la música en vivo.

El Instituto Nacional de la Música será un ente de derecho público no estatal con autonomía financiera, contable y administrativa que se financiará con el 2% de los fondos recaudados por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. También recibirá aportes por la comercialización de espacios de publicidad que se contraten en los espectáculos que produzca y por las contribuciones estatales o privadas, incluyendo los recursos que pudiera aportar el Estado Nacional.

El Instituto estará conducido y administrado por un directorio designado por el Poder Ejecutivo, una Asamblea Federal y un Comité Representativo integrado por distintos sectores vinculados con la actividad musical. Del presupuesto total se destinará al menos el 40% a la constitución de sedes regionales.

La ley de la música es impulsada por la Unión de Músicos Independientes (UMI), la Federación Argentina de Músicos Independientes, SURock (Santa Fe Unida por el Rock (SUr), MIAS (Músicos Independientes de Salta) y Setiembre Rock (Músicos de Santa Cruz). También se suman QUBIL (Músicos Independientes de Rosario), UMITA (Unión de Músicos Independientes de Tucumán Autoconvocados), Asociación ARAZÁ (Músicos Independientes de Chaco), AMUIR (Asociación de Músicos Independientes de Entre Ríos), AMUIC (Asociación de Músicos Unidos Independientes de Córdoba) y Músicos Independientes de Tandil, MIMM (Movimiento Independiente de Músicos de Mendoza), AMI (Asociación de Músicos Independientes de Neuquén), MUCC (Músicos Convocados de Córdoba) y UdeMus (Unión de Músicos en la CTA). En Entre Ríos, entre otros, suman su aporte la Unión Entrerriana de Músicos Independientes (UEMI) y el Colectivo de Industrias Musicales Autogestionadas (CIMA).

Entre otros artistas, manifestaron públicamente su apoyo desde el inicio de la lucha por la aprobación de la ley y se sumaron a distintas acciones vinculadas con su elaboración y su difusión artistas de la talla de Teresa Parodi, Gustavo Santaolalla, Soledad Pastorutti, León Gieco, el Indio Solari, Peteco Carabajal, Liliana Herrero, Miguel Cantilo, Adrián Dárgelos, Rodolfo Mederos, Andrés Calamaro, Ale Sergi, Horacio Fontova, Lito Vitale, Isabel de Sebastián, Cristian Aldana, Emilio Del Guercio, Adriana Varela y Diego Frenkel, entre muchos otros.