Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Entre Ríos atrae a las Pymes con una ventajosa ley de promoción industrial


La ley de promoción industrial que desde hace pocos días rige en Entre Ríos, conlleva numerosas ventajas para las pymes que se instalen en la provincia, como beneficios impositivos por 15 años. Con las empresas que se instalen en parques industriales el gobierno llevará ese plazo a 20 años. Habrá también descuentos en las prestaciones de servicios de energía eléctrica de hasta 15 por ciento y subsidio del 50 por ciento para obras de infraestructura eléctrica y gasífera.

promocion industrial

“Hace pocos días, en reuniones de las Uniones Industriales, de los representantes de provincias, se discutía cómo se ponen de acuerdo para cobrar lo mismo en ingresos brutos en todo el país. Nosotros no tenemos que ponernos de acuerdo porque no cobramos y no lo vamos a hacer”, afirmó el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, en varias oportunidades. La última fue ante empresarios de todo el país durante un encuentro organizado por la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER).

Aproximadamente 600 pymes se instalaron en los últimos cinco años en Entre Ríos y consecuentemente generaron numerosos puestos de trabajo. Es de esperar que a partir de la puesta en marcha de la ley de promoción industrial, que fue elaborada en forma conjunta sector público y privado, muchísimas más comiencen a producir en la provincia.

“En un país que creció sostenidamente durante 10 años, Entre Ríos es una de las mejores versiones de ese crecimiento”, sostuvo Urribarri al presentar el potencial económico de Entre Ríos ante embajadores en el Palacio San Martín de la Cancillería Argentina este viernes. Y agregó: “Como nunca la Argentina le da hoy a la inversión seguridad jurídica y un marco de sustentabilidad”.

“En Entre Ríos el 90 por ciento del sector privado son empresas familiares que invierten compulsivamente, arriesgando su propio patrimonio y eso ha logrado este presente”, agregó.

La Ley de Promoción Industrial

El Ministerio de Trabajo asesorará y pondrá a disposición programas especiales para facilitar el acceso del recurso humano a las empresas. El plazo de los beneficios se extenderá por 15 años pero ampliable a 20 años en caso de radicarse en un parque industrial.

“La Argentina logró reconstruir su historia industrial a partir de 2003, y lo hizo porque se recuperó el proyecto de país soberano, con una determinación firme que debemos apuntalar cada día. Esa historia es la que reivindicamos hoy en Entre Ríos, con esta legislación que nos permite avizorar un futuro cada vez mejor”, aseguró el mandatario provincial.

La iniciativa propone en su espíritu “favorecer el desarrollo integral y armónico de la economía provincial” y busca promover la transformación del perfil productivo de la provincia, mediante la promoción de la creación de valor agregado en origen, la inversión productiva privada y la transformación de materia prima en origen.

Con esta nueva ley se pretende incitar la formación de entramados productivos locales que favorezcan la generación de economías externas y ventajas competitivas dinámicas; fortalecer la acumulación de capital y desarrollo empresarial de la provincia y estimular el crecimiento económico del espacio provincial, el desarrollo e incorporación de tecnología en la industria con el objetivo de modernizar y tornar altamente competitivo al sistema productivo provincial y el desarrollo de la industria provincial en consonancia con el interés general de la Nación.

Según la ley, las empresas que cumplan ciertos requisitos podrán tener exenciones de impuestos provinciales; preferencia en licitaciones y las compras del Estado provincial; exenciones, o diferimientos sobre tasas y derechos que cada municipio establezca de conformidad a su pertinente adhesión a la presente ley; descuentos en las prestaciones de servicios de energía eléctrica; asistencia en la gestión de los recursos humanos. A su vez, las empresas beneficiarias del presente régimen, podrán gozar de exenciones totales o parciales en los impuestos provinciales, existentes o a crearse, por un plazo de hasta 15 años (100 por ciento en el primer lustro, 75 por ciento en el segundo y 50 por cientoen el último), y los establecimientos que se instalen en parque industriales contarán con una ampliación de cinco años en los beneficios.

Se aplicará en el Impuesto a los Ingresos Brutos, por la comercialización al por mayor; en el Impuesto Inmobiliario, para inmuebles afectados a la actividad industrial; y en el Impuesto de Sellos, para transacciones que graven hechos relacionados con el alta, desarrollo, incremento de plantas industriales. También en el Impuesto Automotor, para vehículos afectados en forma exclusiva a la actividad industrial (15 para plantas nuevas y 10 para plantas ya existentes); y para el aporte al Fondo de Integración de Asistencia Social Ley Nº 4035, en función de los nuevos puestos de trabajo que se generen.

La norma considera beneficiarios a las empresas que se radiquen en Entre Ríos y se inscriban en el Registro Único Industrial, estar constituidas en la Argentina y no registrar deudas con el fisco. Según la ley, los beneficios fiscales serán sólo para aquellas empresas que incrementen al menos un 15 por ciento su capacidad operativa instalada, lo que deberá verificarse en: a) 15 por ciento de la planta de personal; b) adquisición en bienes de capital en un 15 por ciento sin reducción de personal; c) las exportaciones en un 15 por ciento sin reducción de personal, entre otros aspectos con mayores beneficios conforme mejor sea la performance de la empresa llegando a mayores beneficios en una escala que supera el 100 por ciento de crecimiento de estas variables.

También tendrán beneficios aquellos que se trasladen del casco urbano o el ejido a un parque o área industrial, quienes reduzcan emisiones contaminantes al medio ambiente y/o reactiven plantas que tengan más de cinco años de inactividad.

La primera ley vinculada con la promoción industrial en nuestra provincia data del año 1961, durante el gobierno de Lucio Uranga. En 1978, se sanciona la Ley 6.260 de Prevención y Control de Contaminación Ambiental por parte de la industria y posteriormente en 1981, la Ley 6.726 de Promoción Industrial, cuya vigencia llega hasta el presente y viene a reemplazar el nuevo régimen votado el 26 de marzo.

Una ley moderna y competitiva

El secretario de Industria, Comercio y Planificación del Desarrollo, Pablo Zárate, dijo que el principal objetivo de la ley es “atraer nuevas inversiones y favorecer el desarrollo integral y armónico de la economía provincial”. A su vez, hizo referencia a la decisión del gobernador Sergio Urribarri de avanzar con esta nueva normativa.

El funcionario sostuvo que esta ley “es compleja” porque “abarca distintos tipos de beneficios, no sólo el fiscal sino también factores como lo energético, laboral y ambiental”.

Y agregó que la iniciativa surgió de un viejo reclamo de los industriales, a fines de noviembre del año pasado, en una reunión entre el gobernador Urribarri y el Consejo Empresario. “A partir de ese momento nos pusimos a trabajar hombro con hombro para consensuar esta ley. Trabajamos fuertemente en un análisis comparativo de legislaciones de otras provincias para tener una ley lo más moderna y competitivamente posible con una perspectiva industrial de mediano y largo plazo”, afirmó Zárate.

Más información sobre:
#industrias- #provinciales- #pymes