Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Interesa al gobierno entrerriano un sistema de orquestas infanto juveniles


 

En una amena charla con el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, el solista internacional de oboe, Lidio Guarnieri, comentó su experiencia como uno de los fundadores del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. El destacado oboísta oriundo de Paraná, aseguró que existe en “nuestra orilla” suficiente talento para iniciar una experiencia de este tipo que apunta fundamentalmente a la contención social.

El músico se ofreció a colaborar en lo que fuera necesario. Teniendo en cuenta su experiencia en Venezuela, Guarnieri resaltó que es importante “darle ocupación a esos niños para que no estén en la calle, perdiendo el tiempo o cayendo en drogas u otras cosas malas”. Aseguró que esto fue de vital importancia para “la muchachada” venezolana, “para poder ser útil y a la vez complacer a la gente, llevarle un arte”.

Báez y Guarnieri coincidieron en la necesidad de conformar orquestas infanto juveniles similares a las de la experiencia venezolana con un fin de contención social. La idea se encuentra en consonancia con lo planteado por el gobernador Sergio Urribarri al inicio de su segundo mandato, de orientar gran parte de las políticas públicas a la inclusión de los sectores más vulnerables.

Tras el encuentro desarrollado este miércoles el músico agradeció el hecho de que el ministro lo haya recibido para interiorizarse de su experiencia y “dejarme colaborar en este proyecto de conformar orquestas juveniles”. Manifestó a su vez, su alegría por “encontrar una persona tan receptiva y con ganas de hacer cosas”, y expresó su deseo de que pueda concretarse la idea, “porque muchas veces no depende de una persona, sino de un conjunto de gente”.

Subrayó nuevamente en este sentido, que “al terminar sus labores diarias, en vez de estar en otras cosas, se dedican a la música. Tener esa ocupación les cambió la vida a todos esos muchachos, a su entorno y sus familias, que es lo más importante desde el punto de vista social”.

Talento local

Además, el maestro afirmó que seguramente se concretará lo proyectado. “Veo mucha voluntad y espero que esta vez pueda cuajar algo”, dijo, recordando que no es la primera vez que lo convocan para desarrollar una idea de este tipo. “Es una labor bastante difícil. Hay que tener mucha paciencia, compromiso y voluntad para vencer las dificultades. Pero estoy seguro que, de a poco, se puede lograr”, consideró.

“Con más razón se puede lograr acá”, remarcó agregando que “aquí hay tradición de música. Allá no, se arrancaba de cero”. Rescató en ese marco, la tarea de la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos, de larga trayectoria, y “la actividad cultural paranaense”.

Lido Guarnieri

Lido Guarnieri es es un Solista Internacional del Oboe y una leyenda en la historia del Oboe, oriundo de Paraná. Comenzó sus estudios de oboe con su padre Nicolás Guarnieri en Paraná, para luego trasladarse a Buenos Aires a continuar estudiando con Pedro Cocchiararo. En Argentina fue integrante de las orquestas sinfónicas de Paraná, Santa Fe, San Juan, Teatro Colón y la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires.

En 1960 comienza su carrera internacional como primer oboe de la Orquesta del SODRE de Montevideo, Uruguay, para luego serlo de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, de la que fue miembro fundador. En 1965 gana en Salzburgo el puesto de co-solista de oboe de la Orquesta Filarmónica de Israel. También formó parte de la English Chamber Orchestra en una tourneé por Israel con la dirección de Daniel Barenboim.

Desde 1973 reside en Caracas, Venezuela, donde se desempeñó como primer oboe solista de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, la más antigua del país. Fue también fundador del Trío de Cañas Pro-Arte, de la Sinfonietta de Caracas y del Octeto Académico de Caracas.
En 1988 fue especialmente contratado como primer oboe de la Orquesta Filarmónica de Santiago de Chile.

A raíz de la creación del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela (FESNOJIV) de la cual fue miembro fundador como profesor de oboe, realizó una amplia y fructífera labor en el campo de la enseñanza dotando a Venezuela de una reconocida escuela de oboe.

Trayectoria

En su larga trayectoria ha actuado como Solista con directores como Ernest Ansermet, Thomas Beecham, John Barbirolli, Colin Davis, Pierre Monteaux, Georg Solti, Lorin Maazel, Carlo Maria Giulini, Leonard Bernstein, Zubin Mehta, Claudio Abbado, Daniel Barenboim, entre otros y con solistas de la talla de Jascha Heifetz, David Oistrakh, Zino Francescatti, Yehudi Menuhin, I.Pearlman en violín, Arthur Rubinstein, Claudio Arrau, Benedetti-Michelangeli, Martha Argerich en piano y los cellistas Rostropovich, André Navarra, Jean Paul Tortelier, Piatigorsky, etc.

Como solista ha ofrecido numerosos recitales así como audiciones para radio y televisión en diferentes países. Su versión del concierto de Richard Strauss mereció en Montevideo el juicio de “oboísta ejemplar” (El País, 1974) y en Caracas “Maestro del Oboe”

Ha dictado clases magistrales en Brasil, Argentina, Costa Rica y Chile (Semana Musicales de Frutillar en 1982)

Ofreció en Venezuela las primeras audiciones de conciertos para oboe de Albinoni, Vivaldi, Richard Strauss y el concierto para oboe d’amor de Johann Sebastian Bach. En 1992 con la Orquesta Sinfónica Venezuela y el concertino de la Orquesta Filarmónica de Berlín L. Spirer, tocó el doble concierto para oboe y violín de Bach.