Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

La CoPNAF “está desbordada” y tiene “debilidad de liderazgo interno”


En un comunicado emitido por el Círculo de Asistentes Sociales de Concordia advierten que la actual coordinación del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (CoPNAF) “presenta una debilidad de liderazgo interno con poca posibilidad de articular los recursos existentes, y generar políticas acordes a las necesidades locales”. Asimismo, señala que “esta debilidad se traduce en formas de trabajo y de actuación personal cada vez menos democráticas y dialoguistas entre la coordinación y el equipo de trabajo”. Por otro lado, manifiestan que los trabajadores sociales, “mal remunerados, escasamente reconocidos y desbordados en las demandas laborales, oscila entre salidas individualistas, desbordes emocionales, el desencanto y la resignación”. Toda esta situación generada en el CoPNAF “afecta principalmente a quienes la Ley 26061 intenta proteger: los niños, adolescentes y sus familias”, indicaron.

Copnaf

El organismo que nuclea a los Asistentes Sociales en Concordia, remarcan su deseo de compartir algunas reflexiones respecto a la situación actual del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (CoPNAF). Por lo tanto, citan la ley Nº 26.061 de Protección Integral de los Derechos del Niño y Adolescente considerando que la misma “hace un aporte importante en términos de enunciación de principios fundamentales para pensar el tratamiento de la infancia, y que su perspectiva va en clara consonancia con lo formulado el la Convención Internacional de los Derechos del Niño”.

En este sentido, detallan que dentro de dicha ley, “se destacan el principio de interés superior y la idea del niño como sujeto de derecho”. Tal es así que “esta nueva institucionalidad para la infancia y la adolescencia debería traducirse en una política descentralizadora que fortalezca el desarrollo comunitario, la revalorización de la institución familiar y la co-responsabilidad de las instituciones de la sociedad civil”, indica el comunicado. A su vez, desde el Círculo de Asistentes sociales locales reconocen que a partir de dichos conceptos “se dio simultáneamente un proceso de crecimiento institucional del CoPNAF en la región, creándose distintos dispositivos para intervenir con los niños y sus familias, pero su desarrollo se dio de forma desarticulada, fragmentaria y asimétrica en relación a Paraná y al interior de la propia región”.

Como argumento de esta consideración detallan que “actualmente el CoPNAF en la ciudad de Concordia cuenta con cuatro Servicios de Protección de Derechos situados en distintas zona de la ciudad, tres Residencias Socioeducativas oficiales y diversos convenios con Residencias Socioeducativas privadas subsidiados por el estado provincial. Ejecuta distintos programas, siendo el Programa de Fortalecimiento Familiar y el Servicio de Acompañamiento a la Comunidad alguno de los más relevantes”. En cuanto a esta perspectiva de la centralidad de los niños y adolescentes, el texto elaborado por el Círculo de Asistentes Sociales enumera que “la realidad de los niños se presenta de forma compleja, exigiendo abordajes, miradas e intervenciones acordes”.

Además, “el cambio de paradigma ha concentrado la intervención con niños y adolescentes en el CoPNAF, como institución coordinadora de todos los abordajes que se realizan con esta población”. Situación para la cual “se requiere un liderazgo con capacidad de gestión, coordinación y democratización en la toma de decisiones, con aptitud para gestionar recursos y dinamizar los ya existentes, que articule las políticas sociales y canalice las demandas intersectoriales y de la comunidad”, subrayaron. Como así también que “los recursos técnicos profesionales deben ser acordes a las necesidades de toda la región, desde una mirada interdisciplinaria, con una remuneración justa, reconocimiento al trabajo y posibilidades de formación permanente”. Aparte “la posibilidad de reformulación de las políticas relacionadas a la infancia deben partir de una mirada local y/o regional teniendo en cuenta siempre que el objetivo orientador del trabajo deber ser el pleno ejercicio de los derechos de los niños y adolescentes, en su ámbito familiar y comunitario”. “Sin embargo, a partir del diálogo con distintos actores institucionales del CoPNAF se puede visualizar un creciente malestar ante las limitaciones que se presentan al momento de abordaje de las problemáticas infanto-juveniles”, remarcaron desde el organismo que nuclea a los trabajadores sociales. Y agregaron que “estas limitaciones se expresan en distintos ejes”, especificando que “el crecimiento notorio de la demanda espontánea y de otras instituciones, de acuerdo al rol central del CoPNAF, ha generado un desborde en las posibilidades de intervenciones adecuadas y que puedan dar respuesta a las necesidades de la población; que la coordinación presenta una debilidad de liderazgo interno con poca posibilidad de articular los recursos existentes, y generar políticas acordes a las necesidades locales. A su vez, ésta debilidad se traduce en formas de trabajo y de actuación personal cada vez menos democráticas y dialoguistas entre la coordinación y el equipo de trabajo.

Es así que el propio equipo de trabajo, mal remunerado y escasamente reconocido y desbordado en las demandas laborales, oscila entre salidas individualistas, desbordes emocionales, el desencanto y la resignación. Estos sentimientos se traducen en el desdibujamiento de los límites éticos de los agentes, con intervenciones fragmentarias, superpuestas, centradas en la urgencia, con el denominador común de la insatisfacción” -aseguran los profesionales- subrayando que “la situación general del CoPNAF afecta principalmente a quienes la Ley 26061 intenta proteger: los niños, adolescentes y sus familias”. Por último, el Círculo de Asistentes Sociales de Concordia remarca que “estas reflexiones buscan propiciar un llamado a reconocer la importancia de proteger adecuadamente a nuestra niñez y en este sentido es necesario discutir sobre las políticas que debe llevar a cabo el CoPNAF”.

fuente: Diario Río Uruguay

Más información sobre:
#asistentes sociales