Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

La UNER inaugura su planta de producción de yogur probiótico‏ en Concordia


El Rector de la Universidad Nacional de Entre Ríos, ingeniero Jorge Gerard y el Decano de la Facultad de Ciencias de la Alimentación, Dr. Hugo Cives, anunciaron que este viernes 11 de octubre se llevará a cabo el acto de Inauguración de la Planta de Producción de Yogurito Escolar, en la Planta Piloto de la Facultad de Ciencias de la Alimentación.

Por semana se producirán casi 7.000 unidades del denominado Yogurito. El cual no será comercializable, sino que se distribuirá entre los comedores escolares de los sectores de mayor vulnerabilidad nutricional.

yogurito escolar UNER

El emprendimiento está orientado a la producción de yogur probiótico, conocido como el proyecto Yogurito Escolar, y que surge del trabajo articulado entre la Secretaría de Determinantes de la Salud y Relaciones Sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación, el Gobierno de Entre Ríos, el Centro de Referencia para Lactobacilos del CONICET, el Programa Consejo de las Demandas de Actores Sociales del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación y la Universidad Nacional de Entre Ríos.

El gobierno provincial, a través del Instituto de Control de Alimentación y Bromatología (ICAB), firmó convenios de cooperación mutua con la Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande (CAFESG) y la facultad de Ciencias de la Alimentación de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), para dar el último impulso a la fabrica de yogurt probiótico destinado al consumo infantil en los comedores escolares en la provincia de Entre Ríos.

El Dr. Hugo Cives remarcó a principios de este año, que se trata de un producto no comercializable, ya que el objetivo es que llegue a los comedores escolares donde va a haber un equipo multidisciplinario de psicólogos, médicos y nutricionistas. “Vamos hacer un estilo pote de postrecito de 140 gramos que será dado a niños de entre los 2 y 7 años”, dijo a diario Río Uruguay.

El objetivo de yogurt probiótico es poder llegar a la población más vulnerable que no tienen acceso a una adecuada alimentación para chicos en crecimiento.

La explicación de Cives señala que “a través de este yogur el intestino pueda estar en mejores condiciones para que un niño pueda crecer aprovechando todos los nutrientes” y a la vez también “estar protegido contras otras enfermedades infectocontagiosas o de los intestinos que son fundamentalmente en niños que crecen en ambientes con malas condiciones de salud”.

El yogurt probiótico tiene una cepa que es creación del Centro de Referencia para Lactobacilos (CERELA) en la ciudad de San Miguel de Tucumán dependiente del CONICET. Allí se encuentra esta unidad dedicada al estudio de bacterias lácticas (BAL) en dos grandes áreas: alimentos y salud humana y animal.

fuente: Diario Río Uruguay

Más información sobre:
#alimentacion- #alimentos- #UNER- #universidad