Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Las pericias al tren comenzarán “entre mañana y pasado”


Las pericias a la formación del ferrocarril Sarmiento siniestrada el miércoles pasado en la estación Once, donde murieron 51 personas, comenzarán “entre mañana y pasado”, informaron fuentes judiciales, al tiempo que confirmaron que de los estudios participarán expertos oficiales y aquellos profesionales que fueron designados “peritos de parte”.

Los puntos de pericia “tienen que ver con el estado general de la unidad, mantenimiento y calidad de los materiales con que se ha reparado”, dijeron a Télam fuentes allegadas a la investigación, quienes señalaron que los trabajos estarán a cargo de dos expertos designados por la Universidad de Buenos Aires y un tercer profesional integrante del cuerpo de peritos de la Corte Suprema.

Participarán, además, los “peritos de parte” designados por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), la empresa TBA, la Secretaría de Transporte y por la defensa del motorman Marco Antonio Córdoba, conductor de la unidad de la ex línea Sarmiento que protagonizó el siniestro el miércoles pasado.

Este lunes la presidenta Cristina Fernández de Kirchner reclamó que las pericias establezcan por qué ocurrió el accidente y las responsabilidades “directas e indirectas” en “no más de 15 días”.

No obstante, la mandataria señaló: “No le estoy poniendo plazo a nadie, es que los 40 millones de argentinos y los familiares de las víctimas deben saber qué paso y quiénes son los responsables”.

Respecto a la investigación, en tanto, el juez federal Claudio Bonadio, a cargo de la pesquisa, tomará declaración testimonial a sobrevivientes de la tragedia, aunque esos dichos fueron relativizados en su “contundencia probatoria” ya que “estos casos de shock postraumático pueden generar confusiones en detalles que pueden, o no, ser relevantes”, explicaron las fuentes.

Pese a la reserva del expediente impuesta por el magistrado, los voceros judiciales añadieron que Bonadio también avanzará en la investigación respecto de la “cadena de responsabilidades en el nivel de toma de decisiones para establecer autorías mediatas o participación necesaria en el delito de estrago”.

Por otra parte, respecto a los informes que indicaban que el motorman Córdoba tenía 13.0 mg/dl de alcohol en sangre, las fuentes explicaron que “eso, técnicamente, significa que no tenía concentración de alcohol” ya que hasta ese umbral los estudios no tienen sensibilidad, según el método FPIA que fue el utilizado.

Según ese método, cuando el porcentaje es menor a 50 se presenta “sin signos químicos”, de 50 a 150 demuestra “euforia, excitación”, de 150 a 250 “vértigo y agresividad” y más de 250 “coma alcohólico”.

Los estudios se realizaron en la Clínica Médica Integral Fitz Roy, donde Córdoba ingresó “sin déficit neurológico, clínicamente estable, orientado en tiempo y persona, angustiado y con policontusiones”, según el informe con que cuentan los investigadores.