Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

“Los progresistas argentinos ante la continuidad menemista”


Opinión – Por Fernando Zapata

Fernando Adrian ZapataYa queda en claro que, con nuevas formas, el menemismo de los “malditos noventa” no se ha ido desde que llegó,sino que,luego del fracaso y la decepción de gobiernos como el de la Alianza, el duhaldismo, y los doce años contínuos del kirchnerismo, la impronta del menemismo en materia económica y cultural sigue estando vigente en las grandes decisiones estructurales de la política tradicional; de hecho, Macri, Massa y Scioli, nunca pudieron negar lo obvio,lo incontrastable y lo real: estar influenciados y hasta formados y “moldeados” ideológicamente, desde sus inicios en la arena política, por el menemismo neoliberal.

Si el contínuo pendular entre tantas medidas demagógicas e hipócritas tan típicas del populismo kirchnerista y sus insalvables contradicciones (que le hicieron perder, inesperadamente para muchos, las últimas elecciones) y la evidente virulencia revanchista inicial del período macrista (que también le puede hacer perder apoyo masivo y dificultar su porvenir político como dirigencia), no han logrado resolver los principales problemas del país, tales como la desnacionalización productiva la dependencia, la precarización laboral y el desempleo, la carestía e inflación sobre el pueblo y los privilegios para los “allegados”, la corrupción y las mafias enquistadas, la desigualdad, los ajustes y las escaladas represivas y persecutorias a los disidentes y opositores… queda en claro, entonces, que “el trasfondo menemista de la cuestión” aún no ha sido superado en nuestro país.

Ante tal continuidad de la política tradicional, los diferentes bloques, frentes y espacios políticos de carácter progresista en Argentina, se encuentran en una crisis de definición y construcción, acorde con el estancamiento del progresismo latinoamericano actual: las gestiones que se definen como progresistas en Latinoamérica se encuentran en un “impass” debido a diferentes factores,tales como problemáticas políticas ante la crisis económica mundial, la falta de recursos propios para distribuir los logros alcanzados, así como también varios casos sospechados de corrupción (los corruptos no tienen ideología, se infiltran por doquier y deben ser expulsados y ajusticiados) y, más aún, en mayor profundidad: también esto evidencia los límites que todo reformismo social y búsqueda equitativa y solidaria encuentra en países y regiones dependientes y atrasados ante la dependencia imperial durante tanto, tanto tiempo, por más bienintencionado que sea tal progresismo y por más apoyo popular y base democrática que se tenga, situación que también obliga a generar nuevas propuestas superadoras en favor del pueblo trabajador, contínuamente.

Ocultar el mensaje original

Aún así,vale señalar que los progresistas argentinos,de diferentes tendencias y orientaciones,desde socialistas,socialdemócratas,ex-peronistas y ex-radicales, cristianos de orientación social y múltiples movimientos culturales, gremiales, intelectuales,ambientales y de la más diversa extracción,se encuentran hoy ante un panorama difícil de afrontar,debido a la dispersión de votantes y de adhesión entre las masas (masas que optaron entre diferentes variantes del menemismo),pero también con un panorama más delineado por la actual situación crítica que sigue padeciendo el pueblo trabajador.

La necesidad de construir un espacio como el Frente Progresistas en diferentes provincias,zonas y regiones del país,posibilitó demarcar tal espacio de centroizquierda ideológica,de izquierda democrática,amplia y plural,de confluencia anteriormente señalada,pero que ahora exige dar un paso más: convocar a un plenario que exponga,a nivel masas,las diferenciaciones ante la continuidad de la política tradicional vigente y,a su vez,maximizar las propuestas ya difundidas con sus correspondientes plataformas,referencias y representaciones locales,junto con el necesario balance de recursos, estructura y despliegue territorial (saber con qué y con quiénes se cuenta y para qué,en cada caso) para nuestro tan extenso,vasto y complejo país,entre tantas otras cuestiones que se vienen encima.

Es tiempo de desafío crítico y,sobre todo,constructivo,de búsqueda de unidad popular y de emancipación social,de siembra y edificación de verdaderas democracias,para el verdadero progresismo argentino y latinoamericano.
Desafío difícil,sí,y en desigualdad de condiciones,pero no imposible,estricta pero accesiblemente real,y superar tal situación dependerá,en gran medida,de la claridad ideológica,la firmeza moral,la flexibilidad creadora,la capacidad de transformación social y la fuerza de convocatoria de los diferentes miembros,socialistas y progresistas en general,para sumar y multiplicar esfuerzos,aportes e ideas,en la lucha cotidiana de todos y cada uno de los hermanos de la clase obrera,de las mayorías laboriosas y del pueblo trabajador de Argentina.

“La Argentina esperanzada”

La Argentina empobrecida
quiere superar su mal,
en la herida democracia
que precisa unión y pan…
La Argentina está golpeada,
con dolor,sin equidad.
La Argentina esperanzada
siembra avance popular.
Sin miserias ni codicia,
crece y se alza cada acción:
¡para todos la justicia,
la salud,la educación!
Tantos pobres masacrados,
oprimidos y olvidados,
enfrentaron a opresores,
a corruptos y traidores…
Dignidad es lo primero
que cultiva el pueblo obrero:
¡bienestar con libertad,
el progreso y la igualdad!
Esta herida democracia,
que tumbó a mil tiranías,
¡quiere erguirse,sana,honrada,
por las justas mayorías!
Desde quienes siembran y alzan
frutos y ansias compartibles…,
¡…por la nueva democracia,
participativa y libre!
Para todos,libraremos
pueblo y solidaridad…
¡Para todos,lograremos
que haya libertad y pan!!!

Fernando Adrián Zapata

Más información sobre:
#nacionales- #opinion- #provinciales

Comentarios
  1. GRACIAS INMENSAS,DIARIO CONCORDIA,POR LA DEMOCRACIA Y EL PLURALISMO,SIEMPRE! UN GRAN ABRAZO A TODOS!!!
    (ACLARACIÓN: la señalización de “OCULTAR EL MENSAJE ORIGINAL” es un ERROR DE APLICACIÓN DIGITAL,NO ES PARTE DEL TEXTO).