Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Maquieira se presentó a declarar y aportó datos sobre la desaparición de Solaga


En la última etapa del megajuicio por la causa Harguindeguy, por crímenes de lesa humanidad en la costa del Uruguay, este miércoles hubo una maratónica jornada en los tribunales federales de Paraná. Declararon tres testigos, uno de los cuales aportó datos sobre la desaparición de un militante concordiense.

Hector Edmundo Maquieira

Héctor Edmundo Maquieira, marino retirado que en 1976 se desempeñaba como docente en la ENET Nº 1 de Concordia, fue el primero en declarar. En su testimonio, señaló que mantenía algunos vínculos de carácter social con el personal del Regimiento de Concordia, ya que era invitado como personal retirado a los festejos patrios. También conocía a los jefes de Prefectura, Gendarmería, la Policía de la provincia y la PFA.

Durante su relato, aportó datos de relevancia, relacionados con la desaparición del militante peronista Julio Alberto Solaga. En este sentido, señaló que una docente colega -María Estela Solaga, hermana del desaparecido- le pidió que averiguara si existía alguna información sobre el paradero de su hermano Julio.

“Yo empecé a preguntar. En esa época estaba mal visto y me trajo algunos problemas. Me dijeron que este chico tuvo como destino final la ciudad de La Plata. Me dijeron que lo tenía la Policía Federal”, señaló, y añadió que se trataba de “brigadas que se movían por toda la provincia y el país”.

Por otra parte, dijo que no le constaba que Solaga hubiera estado detenido en el Regimiento de Concordia, pero la Fiscalía le recordó que tiempo atrás, María Solaga declaró que Maquieira le había dicho que su hermano pasó por un “periplo”, y que estuvo cautivo en el Regimiento. Ante esto, el exmarino dijo que era posible, pero que no recordaba detalles.

Respecto a las fuentes que le dieron tal información, dijo que fue el comandante retirado Sandri quien le dio datos sobre Solaga, como así también de otra persona desaparecida cuya familia era amiga de la esposa de Maquieira.

Además, el testigo dijo que concurría a algunas reuniones de camaradería con personal de las fuerzas armadas, pero que allí no se hablaba de los desaparecidos. “En esas reuniones no se hablaba de temas políticos, para no herir susceptibilidades de muchos que no estábamos de acuerdo. Considero que (las desapariciones) eran un tema político”. En otro tramo de su testimonio, dijo que por este motivo tuvo “altercados” con integrantes de las fuerzas, incluyendo al gendarme represor Héctor Febres -juzgado en la causa ESMA y aparecido muerto en 2007 en una situación dudosa-, quien lo amenazó. “Yo estaba en contra del derramamiento de sangre entre los hermanos argentinos. Tampoco estaba de acuerdo con que se usara a la ESMA con el fin que se le dio”.

Con respecto al sector militar concordiense, dijo que no tuvo altercados “porque ellos respetaban mi pensamiento”, y añadió que no le constaba que hubiera habido presos políticos en el Regimiento.

fuente: Diario Uno – APF Digital

Más información sobre:
#derechos humanos- #Justicia