Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

MID: “El país necesita inversiones”


Opinión – Por Roberto Domingo *

inversiones

El populismo, antes como ahora, ha demostrado que pretende anteponer el hecho social al hecho económico, que sería lo mismo que poner los caballos detrás de la carreta e intentar que la tiren. Pretende estimular el consumo artificialmente, dejando librada a su suerte la producción. Cuando el ciclo económico entra en recesión, utiliza métodos inflacionarios para neutralizarla.

En realidad, el sistema exitoso es inverso al que intenta esta administración. Debe siempre anteponerse la producción al consumo, la oferta a la demanda, la productividad al aumento de salarios y la baja de los precios, la planificación a la improvisación.

Es cierto que la economía argentina en términos de PBI ha crecido en los períodos 2002-2012, pero a esta altura nadie puede confundir crecimiento económico con desarrollo. Entonces, si bien en este ciclo la torta a repartir aumentó, también es verdad que tenemos otros problemas muy graves que resolver derivados del subdesarrollo.

Unos de estos problemas es la inversión, deben recrearse las condiciones para favorecerla. La maraña de precios políticos y burocráticos es un factor negativo contra ella. Los graves desequilibrios en el sector público es otro de esos factores, además de ser un fuerte mecanismo de impulso de la inflación, más no su origen. Como contrapartida del gran incremento en gasto público, vemos un estado cada vez más débil y deficiente en la prestación de servicios.

Lo que hace el gobierno en materia fiscal es ilógico y siempre la receta ha fracasado:

  • Financiarse con emisión monetaria.
  • Recaudar con impuestos al consumo de carácter regresivo.
  • Incrementar desmesuradamente la presión fiscal.
  • Disfrazar desocupación con empleo burocrático.
  • Repetidos y largos ejercicios con déficits.
  • Ocurre ante este panorama que solo vendrán inversiones muy puntuales a las que de alguna manera se les asegure su rentabilidad.

Todo lo contrario de lo que plantea el desarrollismo que debe hacerse, SINCERAR TODAS LAS VARIABLES: PRECIOS, TARIFAS, SALARIOS, JUBILACIONES, TIPO DE CAMBIO, DE MANERA DE ATRAER INVERSIONES GENUINAS.

Es altamente contradictorio que la primera mandataria y el más alto funcionariado exija condiciones, por ejemplo al sector automotriz, debido a la suspensión o directamente al despido de miles de operarios, cuando las empresas que están bajo su órbita (P.ej. Aerolíneas Argentinas) pierden millones de pesos por día, sufren permanentes incrementos en sus costos, siendo entonces las principales responsables del aumento del “costo con que trabaja la empresa privada nacional”, principalmente la Pyme.

Es entonces el aparato estatal un ogro insaciable, nadie querrá invertir cuando el estado extrae una porción mayor del que produce y trabaja, para satisfacer aquel estómago enorme.

Otro punto indispensable para recuperar niveles de inversión aceptables y necesarios es reinstalar el prestigio del viejo INDEC. En las actuales circunstancias, los datos que vuelca el organismo son incorrectos. Es igual que volar a ciegas para un piloto con mal tiempo con instrumentos que le indican datos falsos. De igual manera, para cualquier inversor que evalúa riesgos y otros factores, no tener datos confiables sobre la marcha de la economía es igual a desechar una posibilidad de invertir en nuestro país. Es esta una de las razones por la cual hace algunos años la tasa de inversión en Argentina es la más baja de la zona. Todo inversor, nacional o extranjero necesita datos ciertos para arriesgar una inversión, pues bien, aquí se los brindamos trastocados.

Roberto Domingo
Contador Público Nacional
Movimiento de Integración y Desarrollo (MID)
Paraná, Entre Ríos

Más información sobre:
#MID- #opinion