Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Niez, persecución política y grieta


(Columna de Opinión – Por Juan Pablo Portugau *)

Roberto Niez y Alfredo De Angeli

La primer medida tomada por el nuevo presidente de la Delegación Argentina ante CTM define no sólo sus próximos pasos, no sólo se pone en sintonía con el resto del gobierno nacional en su política de persecución política, sino que además deja en claro (más claro echarle agua) el sustrato ideológico de la derecha que encarna el PRO, derecha que fue acompañada por el 51% de los argentinos en noviembre pasado, y que a cada día suma nuevos desertores en su fila de adherentes.

El argumento para despedir es sencillo: son ñoquis. La estigmatización del otro, la culpa es del otro. Si los echan, es por culpa de ellos. Uno de los cesanteados, Luis Santana (mi amigo; aclaro para que quede claro que escribo con clara identificación, sin ocultamiento), desasnó la zoncera: “Me echan porque pertenezco a un espacio político que conducen Enrique y Juan Carlos Cresto” (7Páginas); es decir, lo echaron por peronista, por crestista.

En los ’90, esta misma derecha (entonces entronizada en el poder a través del propio Partido Justicialista), logró el desmantelamiento de los ferrocarriles argentinos porque “daban pérdida”, por culpa de los trabajadores. Ese fue el argumento. Ese es el argumento ahora. Lo echamos por su culpa. Y su culpa es clara, su identificación política.
Curiosamente (o no) el informe con el que Niez consiguió la convalidación de sus pares uruguayos para el despido, no está escrito. Fue verbal (así lo dice la resolución del despido). No argumentemos, y cuando argumentamos no dejemos pruebas. Que no queden evidencias (si parece un accidente mejor).

En la resolución legal de su despido, el único argumento escrito es “la necesidad de readecuar los recursos humanos”. Sin embargo, en las declaraciones periodísticas que dio, Roberto Niez argumentó que Santana pretendía cobrar sin trabajar. Santana no sólo lo desmintió, sino que sostuvo que había pedido adscripción, licencia sin goce de sueldo, o alguna variante por el estilo. Así fueron los cruces radiales de uno y otro. Así los hechos, todo queda en la palabra de uno contra otro, salvo que Niez compruebe que Santana quería cobrar sin trabajar; salvo que Santana compruebe haber pedido un análisis especial a su situación laboral. Mientras, cada uno le creerá a quien quiera creerle.

Pero más allá de gustos, hay un echo irrefutable. La política, sostiene el PRO, es para pocos. ¿Cómo? Clarito: los trabajadores no pueden dedicarse a la política, los trabajadores no están preparados para eso. La política debe quedar reservada sólo a determinadas clases. Esa es la advertencia de estas primeras cesantías. Un trabajador, un asalariado, no puede participar en política. No puede identificarse. No puede acceder a un cargo de funcionario, porque hacerlo (identificarse políticamente) significa el perder automáticamente su condición laboral. O participa en política o trabaja. Por más que pida un permiso especial, el PRO le dirá: o una cosa o la otra; si participa en política se queda sin trabajo.

“Pero Santana es funcionario de Cresto, no se queda sin trabajo”, podrá argumentar un lector desprevenido. Es cierto que no se queda en pampa y la vía, como también es cierto que lo más grave del despido de Santana es el mensaje hacia el resto de los trabajadores de la represa. No pongan los dedos en V, porque las cesantías y las “no renovación de contrato” (eufemismo de despido) siguen corriendo en CTM y sigue creciendo el número. De a pocos por día, esa es la estrategia.

Esta decisión de gestión de Niez es hermana de aquellas declaraciones del senador nacional del PRO, Alfredo De Angeli, cuando pidió que no se obligue a los menores a ir a la escuela y se permita que trabajen en la cosecha, “donde se pueden formar”, sostuvo. Niez y De Angeli representan lo mismo, aquello que creíamos atrás en el tiempo, y vuelve. No ahorre sangre de gaucho, habían recomendado. Gobernar es poblar, dijeron y mandaron a diezmar a los pueblos originarios. Así estamos. Esa es la grieta, desde siempre.

(* ex-director de DiarioConcordia.com)

Más información sobre:
#CTM- #despidos- #Luis Santana- #opinion- #PRO- #Roberto Niez

Comentarios
  1. Esto más que una columna de opinión, es repudio total a la nueva autoridad de la CTM el Sr. Niez. El no es el único que decide estos despidos, hubo más gente a favor así que me parece exorbitante lo que dice el redactor “persecución politica”. Hablen del argumento que dio el Sr. Niez de porque realmente fueron despedidos y no salgan a hablar por ser amigo de…o tener preferencia por algún partido político! La campaña del miedo sigue, y son medios como este que en vez de apoyarse en echos concisos, dan lugar a el mal entendido de la población.

  2. Jaja Portugau, me hacés reir. Defendes a Santana porque como reconocés, es tu amigo (y militante del mismo espacio, agrego yo, si bien es extranjero): una persona que fue nombrada para una misión “política” y que debió irse solito y sin chistar. Nada decís del despedido porque hace dos años esta preso ni por la Sra. Garamendy, Secretaria privada del Sr. JC Cresto quien también debió irse sola con su jefe, como corresponde. El señor Juan Carlos Cresto, al renunciar, debió pedir la renuncia también de todas las personas que incorporó a CTM, un record absoluto desde que la misma funciona, y todos amigos o familiares suyos o de “su gente”. Ojalá la nueva conducción de el listado de estas personas, todos INUTILES con la única virtud de su cercanía con la familia Cresto. Ojalá también los ponga a todos los Cresto, Casarino, Armanazqui, Addy, Rossi, Móndolo de Binaghi, Bechara y el inmenso listado de apellidos “ilustres” que llegaron a CTM de la mano del gran Juan Carlos I y ahora pasean en sus autos 0Km entre viaje y viaje al exterior mientras se gastaron hasta el ultimo centavo de la CTM desfinanciando a CAFESG que hace UN AÑO que no licita nuevas obras y apenas pueden pagar los sueldos de los trabajadores (y de los que no trabajan también, que son muchos). Esperemos que el señor Niez eche a patadas en el traste a todos los ñoquis crestistas aferrados al sueldo en dólares!!!

  3. Muy bueno,Juan! Esta es la era Pro! Niez despide en CTM como en su negocio, deben preguntar a sus ex empleados como es …

  4. Michetti, con su discurso de salita de 3 : “el tunel y la luz”, en 1 año incrementó su patrimonio en $ 708 %
    Y el problema eran los ñoquis…Los que venían como paladines de transparencia, están más sucios que papas negras para ñoquis… Tan infrahumana la forma actúar de este gobierno dejando familias sin sustento … PRO sos una vergüenza