Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

¿Otra gestión para el Cine-Teatro Odeón?


Un malestar que existe hace bastante tiempo comenzó a cristalizarse en un reclamo a partir de la no proyección de la película de Néstor Kirchner. El film que cuenta la vida del ex-presidente fue estrenado en salas de cine de todo el país este jueves pasado; no obstante en Concordia no sólo que no se pudo ver sino que no está entre las próximas películas que pondría en cartel la única sala de cine de la ciudad, la del Odeón.

Odeon para Todos y Todas

La Fundación y el ATN

El Cine-Teatro Gran Odeón, luego de estar largos años cerrado, volvió a abrir sus puertas en el año 1998.

Desde principios de la década del ’90 artistas y trabajadores de la cultura venían buscando la forma de recuperar el emblemático lugar, En 1997 se constituye la Fundación Odeón, ONG conformada por representantes de las fuerzas vivas de la ciudad, que canalizaron a través de su organización los dineros para la compra del edificio y su reconstrucción, gestionados por el entonces Gobernador de la Provincia, Jorge Busti, por el entonces Intendente de Concordia, Juan Carlos Cresto, y el por entonces Senador Nacional Augusto Alasino.

El dinero para la compra del edificio y su reconstrucción provino de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

La actual comisión directiva de la Fundación está integrada por representantes de distintos sectores, algunos como Eduardo Caminal, quien fuera testigo del represor Naldo Dasso en el juicio por la desaparición de Julio Solaga y Sixto Salazar que se lleva a cabo en Paraná. Pero además, por estatuto, el Intendente de Concordia ocupa el cargo de Presidente Honorario de la Fundación y el presidente del Concejo Deliberante el cargo de primer vocal.

Un gran teatro, para pocos

El malestar en muchos sectores de la cultura y del arte es que la gestión del Teatro tiende a ser sectorial y elitista, y para los artistas locales resulta casi inaccesible el lugar. A esto hay que sumar que Concordia no tiene un teatro municipal propio, ya que el Auditorium es del Obispado y la Municipalidad se lo alquila para poder contar con una sala propia.

A raíz de la no proyección de “Nestor Kircher: la película”, y que no esté ni siquiera anunciada en la cartelera, muchas personas han comenzado a expresar su hartazgo por esta situación y a reclamar una reorganización del espacio cultural.

El reclamo

En reuniones virtuales (a través de las redes sociales) y en encuentros informales, distintos militantes y dirigentes esbozaron la idea de llevar el planteo al propio Consejo Departamental del PJ, ya que “los ATN para el Odeon los consiguió el peronismo, pero se los entregaron a estos señores”.

A partir de la próxima semana, es muy posible que este tema cobre mayor relevancia si el reclamo avanza en organización.