Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Recomendaciones para prevenir, diagnosticar y tratar el asma


El Día Mundial del Asma se celebra cada año el primer martes de mayo, con el propósito de crear conciencia sobre esta enfermedad y las posibilidades que brinda el avance de la medicina respiratoria y sus tratamientos oportunos para lograr una mejor calidad de vida a quienes la padecen. Desde el Ministerio de Salud de la provincia se consideró oportuno brindar algunos consejos y recomendaciones a tener en cuenta para prevenir los ataques de asma.

asma

“El asma es la enfermedad crónica más común en la infancia”, afirmó el neumonólogo infantil Diego Dagnino, desde el servicio de medicina respiratoria del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná. Y agregó: “Hay estudios que, con alguna variabilidad en las áreas geográficas, indican que entre el 12 y el 15 por ciento de los chicos que terminan la escuela primaria tienen síntomas de asma”. El profesional destacó que se trata de una enfermedad que a edades tempranas tiene mucha carga en la sociedad y genera ausencias escolares o alteración al nivel de la práctica de deportes o ejercicio. En este sentido valoró la importancia del diagnóstico “porque hoy en día el asma tiene tratamientos diferentes”.

Dagnino precisó que “muchas veces la gente le esquiva al diagnóstico o se usan eufemismos para enfrentar el diagnóstico, como bronquitis alérgica, bronquitis reactiva o alergia a la cuestión climática”.

El especialista consideró importante resaltar que, en la mayoría de los casos de asma, se pueden practicar deportes de elite sin tener limitaciones como antaño. Por eso amplió: “Es importante favorecer el ejercicio en quienes manifiestan una crisis de obstrucción bronquial. Todos los chicos pueden hacer deporte teniendo diagnóstico de asma, solamente necesitan el tratamiento adecuado”.

Educar para prevenir

El Día Mundial del Asma se instituyó por la Iniciativa Global del Asma en China, institución formada por expertos de todo el mundo. El lema es, desde 2007, Tu puedes controlar tu asma. El propósito es potenciar las acciones de salud y difusión respecto a esta enfermedad crónica no transmisible.

El neumonólogo infantil, Diego Dagnino, del servicio de medicina respiratoria del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná refirió que los niños deben “tener el tratamiento adecuado por escrito para saber manejarse en las crisis, conocer los síntomas y desencadenantes habituales”.

Dagnino explicó que “en China, esta iniciativa global de expertos de todo el mundo ha clasificado el asma en cuatro grandes escalas de severidad: intermitente y persistente: leve, moderado y severo”. Al respecto puntualizó que los asmáticos severos, quienes requieren más esfuerzo terapéutico y pueden tener alguna limitación en su vida cotidiana “son apenas el siete por ciento de los asmáticos en todo el mundo”.

Dagnino explicó que el asma es un diagnóstico asociado a las limitaciones en la vida cotidiana, con una carga afectiva y emocional importante. “Uno tiene como referencias el asma del Che Guevara o de los propios abuelos, tíos o papás del paciente, quienes posiblemente de chicos han faltado al colegio, no han podido jugar a la pelota y se han tenido que dedicar a leer o al ajedrez y no hacer deportes porque tenían asma. Se le rehúye al diagnóstico, es muy importante difundirlo. Es fundamental primero prevenir y después curar”, reflexionó.

El ataque de asma

Durante un ataque de asma, el revestimiento de los bronquios se inflama, lo que provoca un estrechamiento de las vías respiratorias y una disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones. Los síntomas recurrentes causan con frecuencia insomnio, fatiga diurna, una disminución de la actividad y absentismo escolar y laboral.

Cuando los síntomas empeoran se producen las “crisis de asma”, que son crisis respiratorias de corta duración aunque puede haber períodos con ataques asmáticos diarios que pueden persistir varias semanas. No se conoce exactamente la causa de la enfermedad pero existe la posibilidad de un alto porcentaje de origen hereditario.

La Organización Mundial de la Salud prevé que en los próximos 10 años las muertes por asma aumentarán en casi un 20 por ciento si no se toman medidas. El asma no se cura, pero con un diagnóstico y tratamiento adecuado y la educación de paciente se puede lograr un buen control de la enfermedad.

Tratamiento

Existe un tratamiento preventivo -para aquellos pacientes declarados asmáticos- donde se indica el uso regular de broncodilatadores, antihistamínicos y corticosteroides.

Los pacientes asmáticos son tratados generalmente con broncodilatadores usados mediante nebulizadores o inhaladores llamados paf.

Recomendaciones para prevenir ataques de asma

No hay una cura definitiva para el asma pero se pueden prevenir los ataques evitando las cosas que pueden originarlos, como:

– Ácaros: pequeños parásitos que se encuentran en el polvo doméstico (en las camas, alfombras y muebles), y son un importante desencadenante de los ataques de asma.

– Humo ambiental del tabaco: es muy importante que los asmáticos no estén en lugares donde se fuma, ya que el humo del tabaco es un desencadenante crucial.

– Animales domésticos: en especial las mascotas muy peludas pueden ser perjudiciales.

– Moho: es importante que los asmáticos vivan en lugares de bajo nivel de humedad.

– Polución del aire externo: emisiones industriales y humo de los caños de escape de los automóviles son perjudiciales.

– Infecciones respiratorias: bronquitis, gripe e incluso rinitis pueden ser causantes de ataques de asma.

– ejercicio físico extenuante, condiciones climáticas adversas, algunos alimentos y ciertos estados emocionales (las emociones intensas, como la ira o el miedo) son también causas de episodios de asma.

Para tener en cuenta

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la actualidad hay 235 millones de pacientes que sufren de asma. La tasa de mortalidad de esta patología es relativamente baja en comparación con otras enfermedades crónicas; no obstante, en 2005 fallecieron 255 mil personas por esta causa en el mundo. Además es la enfermedad crónica más frecuente en los niños, pero puede controlarse con diferentes planes de prevención y tratamiento adaptados a la sintomatología de cada paciente.

Más información sobre:
#enfermedades