Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Se fortalece el trabajo cooperativo en Entre Ríos


Entre Ríos es pionera en el movimiento cooperativo. Fue una de las primeras provincias en impulsarlo y en reconocer la actividad en su Constitución. Actualmente, hay 691 cooperativas, de las cuales 80 se gestaron durante los últimos ocho años con el acompañamiento del gobierno provincial, dedicadas a distintos rubros que apuntan a un mejor rendimiento de la actividad o a la prestación de servicios esenciales de agua, electricidad o telefonía, entre otros. Además, están vigentes 348 mutuales, de las cuales 14 se inscribieron durante esta gestión gubernamental.

cooperativa centro cultural cabayu cuatia

Cooperativas dedicadas a la confección de frazadas, a la construcción y reparación de escuelas, a la difusión de la cultura entrerriana, a la gastronomía regional o a la prestación de servicios de agua, luz o teléfono, entre otras, conforman el amplio espectro de las existentes en Entre Ríos.

“Soy un defensor del sector cooperativo y creo que tiene que tener más participación”, sostuvo el gobernador Sergio Urribarri, quien agregó que “la cooperación que hay en Entre Ríos entre las mutuales, las cooperativas y Estado explican el crecimiento que hoy tienen. Es un sector muy dinámico y que permite llegar a resultados mejores y en menor tiempo”.

El gobierno entrerriano cuenta con el Instituto de Promoción de Cooperativas y Mutualidades (Ipcymer), encargado de matricular a las diversas cooperativas y mutuales; fomentar la asociación autónoma; remarcar las ventajas del asociativismo; optimizar las condiciones de negociación e incrementar las economías de escala, mejorando el acceso a las fuentes de financiación. En definitiva, apunta a potenciar los recursos y la economía social como motor de inclusión.

El titular de ese organismo provincial, Ricardo Etchemendy, afirmó que “Entre Ríos, en consonancia con las políticas del Estado Nacional, fortaleció la economía social como fuente de inclusión socio-laboral, particularmente a través de la promoción del cooperativismo y mutualismo”. Además, destacó “la constitución de nuevas cooperativas en sectores estratégicos de producción como las 26 apícolas y siete de viveristas citrícolas –ante el riesgo de HLB. También de servicios audiovisuales, tales como las siete radios cooperativas y las ocho cooperativas culturales que, enmarcadas en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, reivindican las raíces, la cultura y la actualidad local. Asimismo, 14 nuevas mutuales ofrecen sus servicios arraigadas en todo el territorio entrerriano”.

También señaló el funcionario que “el gobierno provincial avanzó con hechos concretos en la articulación entre los sectores público y privado. El Ipcymer brindó un acompañamiento a cooperativas y mutuales en lo referido a capacitación de asociados, financiamiento de proyectos productivos con préstamos y subsidios provenientes de la Ley Nacional Nº 23.427 y Ley Provincial Nº 8.130. Otro hito fue la puesta en relieve de la educación cooperativa como herramienta para la promoción de la economía social. En ese marco, se capacitó a más de 3.000 docentes de escuelas primarias y secundarias en conjunto con el Consejo General de Educación, se creó un Registro de Cooperativas Escolares y se constituyeron, hasta el momento, cinco nuevas cooperativas escolares”.

Confecciones solidarias

Fruto de la instrumentación de programas gubernamentales, como por ejemplo Argentina Trabaja, se llevaron adelante en la provincia cursos de capacitación dentro de “Ellas Hacen, Ellas Saben”. Las mujeres beneficiarias del programa recibieron una suma de 2.000 pesos por mes para capacitarse en oficios y luego conformaron cooperativas de trabajo.

Por ejemplo, la iniciativa denominada “Ellas Hacen, Ellas Saben” permitió que varias mujeres –la mayoría madres en situación de vulnerabilidad- aprendieran a confeccionar frazadas y luego conformaran cooperativas para abastecer al programa Cobijar que está destinado a personas de bajos recursos, hospitales, centros de salud y hogares de ancianos.

La intervención de cooperativas entrerrianas en la confección de las frazadas implica un salto de calidad en los productos que se reditúa, además, en el crecimiento del trabajo cooperativo de los grupos textiles. Actualmente hay cinco cooperativas que se encuentran trabajando con dentro del programa en distintos lugares de la provincia. En Aldea Eigenfeld, se encuentra produciendo la Cooperativa Confecciones Eingenfeld; en Chajarí, Cooperativa Común Textil La Textil de Chajarí; en Diamante, Cooperativa Textil Hilvanando Sueños; en Feliciano, Cooperativa Textil Desatanudos y en Ibicuy, Cooperativa Orillando Sueños.

Hilvanando sueños se convirtió en una de las cooperativas textiles más importantes de la provincia. Mercedes Brochero, la tesorera de la institución, señaló que “en 2013, cuando recibimos la matrícula, el ministro de Desarrollo Social (Carlos Ramos) nos entregó un cheque de pre financiamiento que nos dio la posibilidad de hacer una compra de materiales. Así pudimos venderles a otros organismos del Estado, como el Ministerio de Salud, y participar del programa Manos Entrerrianas en la confección y comercialización de frazadas, además estamos presentes en ferias y mercados”.

“En la actualidad estamos trabajando, por intermedio del Ministerio, para varios estamentos provinciales haciendo ropa de trabajo, además de las frazadas. Vamos por un buen camino y, aunque es arduo, seguimos adelante con el compromiso de no bajar los brazos ante la primera dificultad”, contó y luego agregó: “Entendimos que lo principal es tener confianza en nosotras mismas. Uno tiene que saber que se puede lograr lo que se quiere; con sacrificio, porque nada es sin esfuerzo, pero se puede”.

Gastronomía con identidad

Otra cooperativa que hace poco tiempo atrás recibió su matrícula para poder comercializar sus productos en todo el país es Sabores Entrerrianos Ltda. “Es una cooperativa que tiene muchas aristas, una de ellas tiende a rescatar la cultura de la gastronomía y los sabores entrerrianos, realizar capacitaciones y otra muy particular que es la edición de libros dedicados a nuestra pasión, que es la cocina”, comentó el titular de esa entidad, Pablo Mariño.

“La cooperativa nace por la necesidad de muchas personas y las ganas de trabajar en conjunto que teníamos con varios compañeros. Está integrada por 16 personas que realizan diferentes actividades. Algunos se dedican a la cocina, otros venden servicios o llevan a cabo capacitaciones, mientras que otros se dedican a la escritura o al dictado de clases pero siempre trabajando en conjunto y tratando de rescatar desde la gastronomía, la cultura de nuestro pueblo”, detalló el reconocido cocinero, cuya cooperativa cuenta con un puesto en la feria de Salta y Nogoyá de la ciudad de Paraná y trabaja en la gestión de las habilitaciones para la apertura de un comedor que mejorará la participación comercial de todos los integrantes y permitirá ofrecer una alternativa diferente en la región.

Otro de los integrantes de esa cooperativa, Ángel Sánchez, señaló: “Es una alegría muy grande haber obtenido la acreditación ya que nos permite trabajar en el rescate de las tradiciones, en la formación y realización de una gastronomía con identidad provincial y la posibilidad de ofrecer algo diferente a lo que podemos encontrar hoy en el mercado, como la cocina ribereña, la tradicional y la de las colectividades”.

Cultura cooperativa

También es notable el crecimiento de cooperativas de trabajo dedicadas a la cultura. Actualmente hay 15 que tienen entre sus objetivos dar a conocer nuestra identidad y raíces entrerrianas, reivindicando y poniendo en valor a los hacedores de la cultura en el territorio provincial.

Juan Etchepere es uno de los integrantes de la cooperativa Proyecto Cardenal Ltda. “Nuestra cooperativa surge de una serie de capacitaciones impulsadas por el Ministerio de Cultura y Comunicación y apoyadas por municipios de la costa del Uruguay”, contó y acotó que proyecto Cardenal tiene como objeto social “producir contenidos audiovisuales made in Argentina” y también está abocada a la capacitación de profesionales vinculados a esa temática “para conformar un equipo de trabajo”.

“Como cooperativa estamos trabajando con asociaciones civiles también y, a través de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y con el apoyo de la delegación Entre Ríos de esa repartición, hemos desarrollado con la asociación civil Fortalecer, de Concepción del Uruguay, una campaña que será difundida a través de diferentes canales y que refiere a la inclusión de chicos con síndrome de down. También estamos trabajando en otra sobre bullying con la asociación civil Impulsar de la ciudad de San José”.

En otro tramo de su relato, indicó: “Hoy por hoy no solamente estamos pensando en el desarrollo de un proyecto audiovisual desde lo artístico lisa y llanamente, sino que a la vez también estamos pensando en gestiones que tienen que ver con la empresa cooperativa y que abarcan por ejemplo la compra de equipamiento”. “Estamos en permanente contacto con diferentes organismos provinciales y colaboramos en la difusión de la actividad cooperativa y de la economía social”, dijo finalmente.

Otra entidad conformada es Radio Cooperativa Aire Libre, con sede en Colonia Avellaneda. Uno de sus integrantes, Marcelo Olivieri, contó que junto a otros cinco docentes comenzaron “a trabajar con una radio FM y luego con una comunitaria de FM que tiene un alcance de 10 kilómetros a la redonda”. “Apuntamos a todo lo vinculado a educación, en especial a la educación cooperativa, y a información de la zona”, detalló el cooperativista.

“Gracias al apoyo del gobierno provincial pudimos progresar, tal es así que estamos terminando de construir los estudios, logramos cambiar los equipos de transmisión y estamos levantando una torre a 20 metros, que es lo que nos habilitó Afsca como radio comunitaria y como medio sin fines de lucro”, mencionó, al tiempo que indicó que a futuro proyectan un canal de televisión local.

En los últimos días, dos nuevas cooperativas recibieron sus matrículas. Una de ellas es “Cabayu Cuatia”, que significa caballo pintado, primer nombre de la ciudad de La Paz, de donde proviene esa entidad. La idea nace luego de que este grupo de paceños, presentara un proyecto de centro cultural y que el Ente Portuario Local e Instituto Provincial les habilitara la ocupación de un viejo galpón de chapa que se encuentra en el puerto de La Paz. “Hay muchas ideas y acciones proyectadas, queremos terminar el grupo sanitario para inaugurar un centro cultural en el puerto, un lugar donde confluyan la identidad, el arte y la libertad”, señalaron desde la cooperativa.

Comedores de pescado

Emprendimientos cooperativos que generaron numerosas fuentes de trabajo, además de convertirse en atractivos turísticos, son los comedores de pescados impulsados por el gobierno provincial. Tanto en Pueblo Brugo como en Hernandarias ya están en pleno funcionamiento y se espera concretar otros en Paraná, Diamante y Santa Elena, también en el marco del programa de Diversificación Producida para los Trabajadores del Río que cuenta con el apoyo financiero del Estado nacional.

“Queremos que los trabajadores del río, organizados en cooperativas, puedan ganarse el pan y que otros no se queden con el esfuerzo que hacen días y noches. Con estos comedores ellos pueden darle valor agregado a los productos a través de un estilo único en el país”, expresó el gobernador Sergio Urribarri al inaugurar el comedor de Hernandarias.

Karú Pirá, que en guaraní significa comer pescado, se llama el comedor y procesado de pescado (congelado, envasado al vacío, ahumado, escabeche, etc.) que se instaló en Pueblo Brugo y fue inaugurado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador Sergio Urribarri a través de una videoconferencia. Allí trabajan 18 familias que constituyeron una cooperativa con el apoyo del Instituto de Cooperativa y Mutualidades de Entre Ríos. El gobierno Nacional, a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca aportó los recursos financieros para la construcción de la obra y la puesta en marcha del emprendimiento que demandó 2,5 millones de pesos

Luego se abrió otro comedor de pescado en Hernandarias que, de jueves a domingo, convoca a numerosos comensales. El titular de la Cooperativa de Hernandarias Ltda, Daniel Gamboa, oportunamente mencionó que “somos aproximadamente 25 personas, de las cuales la mitad son mujeres, y ver concretado este comedor en nuestro pueblo significa una fuente de trabajo importante no sólo para cada una de nuestras familias integrantes de la cooperativa, sino también a nivel local, porque incide directamente en el turismo de Hernandarias. Por lo tanto es un beneficio para toda una comunidad”.

Viviendas

El cooperativismo también se hizo sentir en el sector de la construcción, tanto en lo que respecta a la mano de obra como a la provisión de materiales. A través del Programa Federal de Vivienda y Mejoramiento del Hábitat de Pueblos Originarios y Rurales y el Programa Federal de Integración Sociocomunitaria, que ejecuta la Unidad Ejecutora de Programas Especiales (UEPE), dependiente del Ministerio de Planeamiento, Infraestructura y Servicios, se posibilitó en siete años la construcción de un total de 1.884 viviendas rurales y se espera terminar otras 6.400 antes de fin de año, lo que hace un total de 8.284, con una inversión total de 3.462 millones de pesos.

Para la construcción de viviendas, encaradas en 158 juntas de gobierno y en 68 municipios, se conformaron cooperativas y se convocó a pequeñas empresas, con la generación de aproximadamente 17.500 puestos de trabajo. “Esto ha permitido que hoy podamos mantener un alto número de mano de obra local, en muchos casos a través de cooperativas y en otros a través de pequeñas empresas constructoras, dinamizando la actividad comercial local y regional”, indicó el ministro de Planeamiento, Infraestructura y Servicios, Juan Javier García.

Varios de los ladrillos necesarios para la construcción de viviendas fueron provistos por cooperativas. Una de ellas es la Cooperativa de Trabajo Fátima Limitada, de Santa Elena, que está integrada por siete trabajadores ladrilleros y días pasados recibió un aporte del gobierno provincial que fue destinado a la adquisición de insumos y herramientas para potenciar y mejorar la calidad de su trabajo.

Más información sobre:
#cooperativas- #cooperativismo- #economia popular- #economía social- #provinciales