Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Se realizó con éxito una compleja operación cardiovascular en el hospital San Roque de Paraná


Profesionales del hospital Materno Infantil San Roque, de Paraná, realizaron una intervención de comunicación interventricular e interauricular. La compleja operación se realizó a corazón abierto, con circulación extracorpórea, en un paciente de 6 kilos y es una cardiopatía más que se adiciona a las cirugías que ya se hacen en el nosocomio. “Es un orgullo para la provincia de Entre Ríos tener un servicio de este nivel y con estas prestaciones”, dijo el jefe de Cirugía Cardiovascular, Roberto Ruiz.

hospital San Roque

El nosocomio pediátrico es uno de los 16 centros habilitados por Registro de Centros de Cirugía Cardiovascular Pediátrica de la Nación y que recibe a todos los pacientes que padecen estas patologías desde los distintos hospitales de la provincia. La realización de estas cirugías en la provincia permite evitar el desarraigo del bebé y la familia ya que hasta hace poco tiempo estos casos se tenían que derivar fuera de Entre Ríos.

El jefe de Cirugía Cardiovascular, Roberto Ruiz, detalló que la operación realizada “consistió en el cierre de una comunicación interventricular, el cierre de una comunicación interauricular y el cierre de un ductus en el mismo paciente que ya tenia dilatadas las cavidades cardíacas e hipertensión pulmunar moderada. El paciente pesa seis kilos y tiene Sindrome de Down”.

Además, remarcó que “lo interesante de este caso es que hemos avanzado con las comunicaciones interventriculares. Estas cardiopatías representan el 30 por ciento de las afecciones que este servicio atiende y por ende estamos en condiciones de ampliar en ese mismo porcentaje las cirugías que realizamos. Esta intervención quirúrgica se llevó a cabo a corazón abierto, con circulación extracorpórea en un paciente de 6 kilos y es una cardiopatía más que adiciona a las que ya se operan en el hospital San Roque”.

Seguidamente, el profesional médico destacó: “Es un orgullo para la provincia de Entre Ríos tener un servicio de este nivel y con estas prestaciones. Antes a los pacientes teníamos que derivarlos y, en ese lapso, muchas veces se deterioraban los cuadros clínicos y el tiempo de ejecución de la operación era más largo. Hoy podemos resolver expeditivamente estas situaciones y más aún cuando son urgencias. Todo esto sin generar el contratiempo del desarraigo que se produce en un traslado y los inconvenientes familiares y económicos que esto representa”.

Números y formación

El hospital San Roque de Paraná es uno de los 16 centros habilitados en los que se realizan estas operaciones de cardiopatías congénitas de Argentina y está inmerso en un registro de Cirugías Cardiovasculares Pediátricas de la Nación por medio de la cual se monitorea la cantidad y la clase de cardiopatías que hay en el país. Allí se vuelcan los datos de cada paciente para tener cifras y estadísticas más detalladas.

Un paciente que este cubierto por el sistema de salud tiene que contar con una erogación económica de unos 60.000 pesos por parte de la obra social. Este gasto hoy es costeado por el Plan Nacer.

El cirujano Roberto Ruiz, fue perfeccionado en el Hospital de Niños Necker de París, Francia.

Al regreso de Europa, Ruiz comenzó las cirugías pediátricas cardiovasculares invirtiendo su formación y conocimiento en la creación del Servicio de Cardiopatías Congénitas del hospital San Roque de Paraná. Este servicio cuenta con el apoyo de Javier Garberi, cirujano que estuvo en el Centro Quirúrjico Marie Lane Longe, en el mismo lugar europeo.

Estos son centros de referencia mundial en materia de cirugías cardiovasculares, cada uno de estos hospitales realizan cerca de 1000 operaciones de este tipo por año.

Espera impaciente

Juan Ignacio nació con una cardiopatía congénita y tiene Síndrome de Down. Los papás enfrentaron este duro proceso con una espera impaciente. “Desde que nació nos dijeron que el bebe tenía una cardiopatía congénita y nos explicaron didácticamente en que consistía; de ahí en más estuvimos esperando que lo operaran porque no se pudo hacer en tres ocasiones ya que estaba resfriado e incluso la ultima vez tuvo neumonía y llegó a un coma farmacológico”, relata Carmen Valdéz, mamá del pequeño paciente.

“Todos los profesionales que intervinieron en la cirugía nos trataron de una manera especial, nos sentimos contenidos por todos los médicos, enfermeras, anestesistas y toda esta institución que tiene en sus manos la salud y vida de mi hijo”, dijo.

En cuanto a la operación que se realizó con éxito, la mamá declaró que “fueron cinco horas que parecieron 50, estuvimos rezando y expectantes para tener las noticias de cómo salió mi bebe, que afortunadamente ahora está recuperándose”.

Más información sobre:
#hospital- #Parana