Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Señora Feria: cuarto de siglo dando vida a un emblema de Concordia


Graciela Luisa Vergara es una de las feriantes más antiguas e integrante del grupo que dio vida a la “Feria de las Golondrinas” y a la “Feria de Artes Populares de Concordia”, impulsada por Ezequiel Sierralta hace 25 años. “Arrancamos pocos, éramos 50 con la gente de afuera; de Concordia tal vez éramos unos 10 o 15”, recuerda.

Los feriantes locales tuvieron muchos vaivenes; en algunas gestiones de gobierno los trasladaron a otros puntos de la ciudad porque no solo se presentaban para Semana Santa, ellos pretendían estar de manera permanente en la plaza durante los fines de semana con el propósito de que los artesanos locales tuvieran una oportunidad de trabajo. “Estuvimos con distintos secretarios como Víctor Murgan y Víctor Rodríguez, también para la feria tuvimos coordinadores, tuvimos una lucha porque nosotros éramos feriantes de la plaza y en Semana Santa estábamos en la Feria de Las Golondrinas, pero nos querían sacar”, dijo.

En la historia de los últimos 25 años pasaron por la plaza Urquiza, La Bianca y ex – Estación Norte, “ahí nos moríamos de hambre y los feriantes de Concordia durante un año y medio no pudimos volver, había parte de la gente que estaba en la Peatonal, recién con Juan Carlos Cresto nos pudimos entender, lo único que queríamos era trabajar, hicimos una asociación y volvimos a la plaza”, refirió.

Con respecto a la feria de Semana Santa, expresó su emoción al recordar a muchos que ya no están. “Recordamos al Macho Gotin, un gran artesano en mimbre, a Marta Arévalo que hacía peluches o a Gustavo Cranz que se fue a vivir a otra ciudad; pero en todas las semanas santas y las ferias de agosto estábamos”.

En el presente dice que la gente tiene que valorar el excelente nivel de los artesanos de la ciudad, “hay que valorar a la gente que tenemos y esta plaza tiene un enorme potencial y crecimiento, propongo que sigamos laburando para mejorar este espacio que tanto nos costó, le pedimos a la gente que cuide la plaza porque es parte del atractivo de la ciudad”.

Para ella, el feriante es el mejor promotor turístico que tiene Concordia y, en ese sentido, a decir de Graciela son anónimos informadores para el turista. “El turista nos pregunta por los alojamientos, los lugares más económicos para comer y si hay que calentar agua caliente nosotros lo hacemos, eso es parte de nuestro trabajo, nosotros amamos a la ciudad y amamos la plaza”, aseguró.

“La turca” vende “madera caña, atrapa sueños” y dice que los rubros van cambiando y con los tutoriales de internet todos quieren ser artesanos, “lamentablemente eso no funciona, tenemos hacer lo que sale de nosotros, lo que nos gusta y tenemos que luchar para eso, tratemos de hacerla nosotros”.

Por ejemplo, el peluche es demodé, cuenta, “nosotros trabajábamos muchísimos con el peluche y eso se extinguió, porque vienen comprados y todo llega de China”.

“Ahora, lo más buscado es lo que está trabajado, como lámparas, jarrones y se usa mucho herrería y también accesorios de bijouterie y el cuero por excelencia porque en Concordia tenemos al último curtidor que queda en la ciudad, Pepe Paiz, muy conocido y nos sigue representando, ojala que todos se acuerden que los artesanos somos muy felices en la plaza”, concluyó Graciela.

fuente: DiarioElSol


Más información sobre: artesanias- Feria- feria de las golondrinas- semana santa