Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Una orquesta infantil llevará el nombre de Romina Iturain, asesinada en diciembre de 2001


La orquesta sinfónica infantil del Bicentenario que tiene sede en la escuela Juan Carlos Esparza, ubicada en barrio Mosconi en Paraná, llevará el nombre de la adolescente Romina Iturain, asesinada en la zona a los 16 años en los hechos sangrientos de diciembre de 2001.

orquesta infantil

El acto en el que se designará a la orquesta tendrá lugar en la escuela el miércoles 21 de mayo a las 9.30. Está previsto que alumnos y docentes de la orquesta infantil interpreten el Himno Nacional Argentino, la Marcha de Entre Ríos y otras obras en las que vienen trabajando.

Romina Iturain

En semanas previas, junto a talleristas de la escuela y a integradores del Programa de Orquestas Infantiles y Juveniles del Ministerio de Cultura y Comunicación, que coordina Sofía Riquelme, los alumnos de la escuela Esparza trabajaron para conocer qué pasó en la Argentina y en Entre Ríos en diciembre de 2001 y para saber quién fue Romina Iturain. También recibieron la visita del padre de la chica, Mario Iturain.

En marzo, otra orquesta infantil, la que tiene sede en la escuela Álvarez Condarco en Paraná, fue denominada con el nombre “MitaiKoi (mellizo en guaraní), entre todos te estamos buscando”. La referencia es al hermano mellizo de Sabrina Gullino. Ambos son hijos de los militantes Raquel Negro y Tulio Valenzuela y nacieron en 1978 en cautiverio en la maternidad clandestina que funcionaba en el Hospital Militar de Paraná. Sabrina recuperó su identidad en 2008 y continúa la búsqueda del mellizo.

Nombres que surgen de la memoria

“El programa de orquestas infantiles que llevamos adelante por pedido expreso del gobernador Sergio Urribarri ya nuclea a más de 2.500 chicos de toda la provincia que disfrutan y aprenden con los mejores docentes y los mejores instrumentos en orquestas, coros, ensambles, batucadas y demás formaciones que lo componen. Se trata de una política que nos enorgullece y no ha dejado de darnos satisfacciones, no sólo por lo conmovedor que es ver y escuchar cada función, sino porque nos muestra lo potente que es el aprendizaje de la música para llegar a sectores vulnerables con inclusión e igualdad”, comentó el ministro Báez.

“En las orquestas y los coros, los chicos encuentran un espacio que los contiene y los alegra. Eso, a la vez, provoca efectos positivos en sus vidas cotidianas, en su escolaridad y hasta en su entorno familiar. Cada historia de vida de cada uno de nuestros pequeños músicos es un testimonio de lo que pasa cuando el Estado cumple con su rol y llega a sectores históricamente postergados, garantizando derechos”, agregó.

“Darles a las orquestas nombres que surgen de la memoria y la verdad de nuestro pueblo es un elemento más para enriquecer este proceso. Y nos ayuda a ver que dónde había un centro clandestino de detención o dónde pibes eran asesinados por balas policiales, hoy suenan violines, trompetas, aplausos y risas”, completó.

Más información sobre:
#2001- #coros infantiles- #memoria- #Ministerio de Cultura y Comunicación- #musica- #provinciales