Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

UPM-Botnia: El gobierno de Entre Ríos solicitó al de Uruguay retrotraer la situación a la anterior al conflicto


Comunicado oficial

conflicto pasteras

Ante la situación originada en la decisión unilateral del gobierno de la República Oriental del Uruguay de autorizar el incremento de la producción de la pastera UPM por sobre el nivel de un millón de toneladas anuales establecido en el fallo de la Corte Internacional de Justicia de la La Haya, el gobierno de la provincia de Entre Ríos expresó lo siguiente:

-El límite de un millón de toneladas anuales de pasta fue fijado inicialmente en 2005 por el propio gobierno del Uruguay. El mismo fue ratificado en 2010 por la Corte Internacional de Justicia y quedó bajo el control y la vigilancia continua de la Comisión Administradora del Río Uruguay, CARU.

-En 2012, Uruguay sometió a la CARU la solicitud de UPM de ampliar su producción anual, en modificación de las condiciones previstas en el proyecto original. Al día de hoy el procedimiento de información y consulta previas se encuentra en pleno desarrollo, de acuerdo con el Estatuto del Río Uruguay.

•-La Argentina sostiene que la información y documentación recibidas eran incompletas y cuatro veces solicitó información complementaria, que Uruguay no suministró.

-Por eso nuestro país entiende que la autorización unilateral implica una nueva controversia entre las partes, que puede ser sometida por cualquiera de ellas a la Corte Internacional.

-El incremento ahora permitido por Uruguay en verdad reconoce niveles de producción ya alcanzados, por encima del tope legal. Según los registros aduaneros del propio Uruguay: la planta de UPM se excedió en 50.597 toneladas en 2009; 97.407 en 2010; 96.880 en 2011; 88.124 en 2012 y 74.410 toneladas hasta septiembre de 2013, introduciendo en el río mayor cantidad de sustancias, energía y contaminación, en desacato a todas las normas, incluyendo los Acuerdos Presidenciales y de Cancilleres de 2010 para la ejecución de la sentencia de La Haya.

-Desde 2010, el Comité Científico ingresó 28 veces a la planta para realizar mediciones y tomar de muestras de efluentes, instaló siete boyas con sondas de medición en la zona de potencial influencia de la planta sobre el Río Uruguay y tomó muestras de las aguas en 32 puntos del río. Las únicas mediciones válidas de acuerdo con la sentencia de La Haya son las que se realizan dentro de la planta, en el caño de desagüe, y no las que puedan realizarse en cualquier lugar del río, como intenta presentar el gobierno uruguayo.

-Según los informes preliminares la planta de UPM no cumple estos límites establecidos en los siguientes items: su temperatura supera el valor en más del 50 por ciento; el contenido promedio de fósforo supera 36 veces el límite permitid; en cuatro muestras los fenoles detectados duplicaron y hasta cuadruplicaron el tope vigente; el Comité Científico también detectó en el efluente de la planta endosulfán, un pesticida organoclorado de uso prohibido desde 2011 en el Uruguay; y en seis de catorce mediciones se detectaron grasas y aceites, que no debían estar allí.

-La Argentina también se opone al aviso previo que el Comité Científico debe dar a la empresa antes de cada inspección, por disposición uruguaya, ya que los diez días que demora el trámite permiten corregir algunos apartamientos de la normativa antes del control.

-A lo largo de un año, la carga orgánica vertida por la planta equivale a la demanda química de oxígeno de una ciudad de 96.500 habitantes que volcara sus efluentes crudos al río; a la cantidad de fósforo de una ciudad de 25.000 habitantes y a la de nitrógeno de una ciudad de 28.000 habitantes que descargara sus efluentes sin tratamiento. Uruguay no cuestiona esas cifras, pero se queja de la alarma que producen.

-Uruguay aplica en forma unilateral estándares propios menos exigentes, de cuyo rechazo la Argentina dejó constancia en las actas de la CARU.

-El recurso a la Corte Internacional anunciado por la Argentina intenta mantener el litigio en términos razonables.

Por todo ello el gobierno de Entre Ríos, apelando a la profunda raíz histórica y afectiva de los vínculos que unen al pueblo argentino y el uruguayo, en particular a la filial relación con los entrerrianos, llama y solicita al gobierno de la República Oriental del Uruguay un esfuerzo para retrotraer la situación a la vigente antes de su reciente autorización unilateral a UPM a aumentar la producción

Esto daría una oportunidad a la diplomacia a hacer su trabajo para conciliar posiciones evitando el doloroso desgaste de nuestra entrañable relación bicentenaria.

Al mismo tiempo llamamos a todos los actores de la sociedad civil involucrados una actitud constructiva al respecto, ayudando a que este nuevo conflicto se mantenga dentro de las proporciones que la diplomacia pueda manejar.

Más información sobre:
#Botnia- #pasteras- #provinciales- #República Oriental del Uruguay