Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Urribarri afirma que en su campaña gasta “el 1% de los recursos que destinan otros candidatos”


Para los primeros días de 2015 Sergio Urribarri se fijó el objetivo de constituirse en la contracara de Daniel Scioli. Con esa meta, el gobernador de Entre Ríos instaló un parador de su provincia en las playas del norte de esta ciudad. Con palmeras que recrean el ambiente mesopotámico, el lugar se distingue por otro detalle. “Acá exprimimos la naranja”, se anuncia en un puesto en el que se regala jugo de naranja exprimido, detalla en una nota el diario La Nación.

Urribarri en la playa

En el interior de un tráiler que lo protege del sol, Urribarri redobla su ofensiva contra el gobernador bonaerense. “Daniel no haría nada contra Clarín”, dice, tras afirmar que si Scioli llegara a la presidencia daría marcha atrás con la ley de medios.

Dijo que Scioli “es un riesgo de volver atrás”. ¿En qué concretamente?

-Él ha definido como estrategia agradar a todo el mundo y en los años que vienen, para cuidar los logros y profundizarlos, hay que tomar decisiones que van a tocar intereses.

-¿Usted tiene lo que le falta a Scioli?

-Por supuesto. Entre Ríos es la mejor expresión de las políticas públicas de estos años. Sin tener petróleo ni minería es la provincia que más creció, triplicó las exportaciones y aumentó un 54% la matrícula estudiantil.

-¿Scioli puede volver atrás con la ley de medios?

-Sí. Daniel no haría nada contra Clarín.

-¿Y en el tema de los fondos buitre?

-Hubiera seguido el consejo de los que decían que había que pagar.

-Pero si Scioli es todo eso, ¿por qué el kirchnerismo lo propuso dos veces para gobernar la provincia más importante del país?

-Era un buen elector. Pero lo que se va a disputar ahora es quién conduce institucionalmente el país.

-¿Y ahora no es lo mismo?

-No. Es imposible decir hoy que después de Cristina hay un elector imprescindible.

-Imagine que Cristina tiene los nombres de todos los precandidatos del oficialismo en una libreta y va anotando los pros y los contras de cada uno. A favor de Urribarri: Entre Ríos es la provincia que más creció. ¿A Miguel Galuccio se lo anotamos como poroto también?

-Sí, por qué no. La decisión la tomó la Presidenta. Pero la iniciativa de ir a Inglaterra a hablar con Miguel el 28 de diciembre de 2011 y contarle qué es lo que uno intuía que iba a pasar con YPF fue mía.

-Veamos la columna de los contras. En un escenario similar al que enfrenta hoy Cristina, en 2007 Jorge Busti lo eligió a usted como sucesor de su proyecto en Entre Ríos y a los dos años ya se habían peleado. ¿Es confiable?

-¡Sí, ciento por ciento! En 2008 (por el conflicto con el campo) cambió la historia del país. Busti se quedó del lado de los que añoran el país para pocos y nosotros nos quedamos en este otro lado.

-Otra contra es que Urribarri no mide.

-Mido más que lo que media Néstor cuando faltaba lo mismo que ahora. Hoy el 80% de los argentinos no sabe a quién va a votar. Es como preguntarle dónde van a ir de vacaciones en 2016.

-¿Por qué será que no mide?

-Porque nuestra prioridad fue gobernar y no estar todos las semanas recorriendo canales de televisión e invirtiendo sumas siderales en publicidad de un apellido o de una provincia. Ahora estamos haciéndolo, pero con el 1% de los recursos que destinan otros candidatos.

-Hagamos un juego: le pedimos prestada la lapicera a la Presidenta para armar la boleta del Frente para la Victoria y ponemos a Urribarri de presidente. ¿Con Scioli qué hacemos?

-Primero Ganarle. Después ocupará algún lugar en Deportes que es su fuerte (Se ríe).

-¿A Randazzo y Domínguez los mandamos a la provincia?

-Son dos muy buenos candidatos a gobernador de la provincia de Buenos Aires, si deciden serlo.

-¿Aceptaría terminar como vice?

-Hay dirigentes con los que he hablado sobre la necesidad de converger en algún momento: Julián Domínguez, Agustín Rossi, Jorge Taiana y Aníbal Fernández. Pero para analizar eso hay que transitar estos 4 o 5 meses y ver cuáles son las posibilidades de cada uno.

-¿Con alguno de ellos aceptaría ser vice?

-Si mide mucho más que yo, sí.

-Julio De Vido apoya su candidatura. Si usted es presidente ¿él sigue en el Gabinete?

-No lo he hablado con él. Pero hay algo que en la Argentina se tiene que valorar que es la experiencia y el conocimiento. Ese aprendizaje de tantos años en funcionarios del Gobierno amerita la posibilidad de que algunos de ellos continúen.

-¿Intentaría retenerlo?

-Sí, creo que es un funcionario muy valioso.

Fuente: La Nación

Más información sobre:
#elecciones 2015- #entrevistas- #nacionales- #Urribarri- #Urribarri 2015- #Urribarri presidente