Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

Urribarri pidió perseverar en el trabajo conjunto para seguir creciendo


En el discurso pronunciado este miércoles ante la Asamblea Legislativa, el gobernador Sergio Urribarri precisó que en su segundo mandato se propone elevar la inversión en infraestructura, trabajar por una educación y una salud pública de calidad para todos y luchar contra el narcotráfico. “Hay que perseverar en la manera de construir política, en la convivencia en diversidad, en abrir las puertas a la juventud y en trabajar en cada rincón de la provincia como si fuera en nuestra casa”, enfatizó el mandatario.

 
De aproximadamente 30 minutos fue la duración del quinto discurso que el mandatario pronunció ante la Asamblea Legislativa, en el marco de la apertura del 133º Período de Sesiones Ordinarias que se realizó en el Teatro Municipal 3 de Febrero, de Paraná, y lo definió como “el más importante”, puesto que, dijo, “se hace necesario no sólo continuar yendo tras los objetivos de hacer de Entre Ríos una provincia más significativa para la Argentina, para el mundo y para sus propios ciudadanos, sino también encontrar nuevos desafíos”. Tras remarcar el crecimiento logrado, que incluso superó la media del país, dijo que ello repercutió en el incremento de la producción y de las exportaciones, además de la radicación de nuevas pymes, la generación de nuevos empleos y el desarrollo del turismo, entre otros beneficios. “Nuestra economía estatal nos lleva a tener un presupuesto provincial de 4.600 millones de dólares que, comparado con el presupuesto 2008 de 2.100 millones de dólares o de 2004 de 796 millones de dólares, es claramente superior”, señaló, al tiempo que aclaró que lo expresó en “moneda dura para que se note el crecimiento real”.
En otro tramo de su discurso, sostuvo que “un gobierno que está lanzado en muchos frentes como el nuestro insume cada vez más recursos de estructura y esos recursos de estructura a veces son complejos de financiar sin una política tributaria adecuada. Es decir, y hay que reconocerlo, que la economía estatal no ha podido apropiar la parte del excedente del fuerte crecimiento de la economía provincial que legítimamente le habría correspondido. Y ahora, aunque vamos a recuperar posiciones, vamos de atrás. A esa carrera es a la que estamos asistiendo en Entre Ríos”. A continuación dijo que el material impreso entregado a los presentes con los balances realizados por las distintas áreas de gobierno, “revela la potencia de una gestión que ha tenido en la obra pública, en la infraestructura escolar, en los caminos y en la infraestructura social un enorme crecimiento. No hay pueblo en esta provincia donde no se haya realizado, durante mi gestión, una obra esperada por años.
Y esas cosas concretas también son incuestionables”. “Pero no sólo de pan vive el hombre”, expresó y luego detalló que en su segundo mandato se propone “elevar aún más la inversión pública en infraestructura pero vamos también por los grandes intangibles que hacen grande a una provincia: la educación pública de calidad para todos y la mejor para los más vulnerables; la salud pública de calidad; la cultura popular de nivel; la cultura ambiental; la cultura del agua; el deporte popular; la lucha contra las adicciones; el pararse firmemente frente a la proliferación del narcotráfico; erradicar definitivamente la inmundicia de la trata de personas de estas tierras; el ataque frontal a esa lacra machista de la violencia familiar y de género; el trabajo conjunto con la memoria, la verdad y la justicia porque es inaceptable pensar un futuro mejor sin memoria y con olvido, y una política adecuada para nuestros adultos mayores que serán cada vez más con el paso del tiempo”. “No tengo dudas que el signo de este nuestro segundo tiempo, del último mandato, es, al igual que la Argentina, que deberemos estar dispuestos a hacer sacrificios para mantener el bienestar logrado y quizás otros más para poder lograr las metas que nos proponemos como sociedad”, continuó diciendo el gobernador, al tiempo que expresó: “No hay magia, hay trabajo, perseverancia”. Insistió luego en que “hay que hacer sacrificios, establecer prioridades, tener paciencia, reconocer errores y corregirlos, porque aún cuando estamos bien, soy muy consciente de que no estamos en una situación holgada que nos permita dar satisfacción a todo y a todos al mismo tiempo”.

Las metas
Entre las metas está el éxito del programa de generación de escuelas de jornada completa. “Mejoraremos la calidad de las 42 que están funcionando actualmente”, dijo y acotó que “el 15 de marzo entrarán otras 11 en funcionamiento con una nueva currícula especialmente orientada a la motivación y al acompañamiento de nuestros niños en situación más vulnerable”.

Otro objetivo es la lucha contra el narcotráfico. Al respecto, recordó el compromiso “de plantarnos como sociedad e inteligentemente frente al narcotráfico” y pidió la colaboración de esta legislatura para atacar este tema. Y lo hago extensivo a la batalla que hay que dar para prevenir y curar todas las adicciones, entre ellas, la que abre la puerta a males mayores, como es el consumo desmedido de alcohol en nuestros jóvenes”.

En materia de salud, anunció que se trabaja en mejorar la distribución del servicio médico. “Tenemos una buena red, un buen soporte, pero debemos mejorar porque hay muchos profesionales concentrados en determinados lugares y muy pocos, y a veces ninguno, en lugares más apartados. El ministro está abocado a eso va a usar herramientas innovadoras para mejorar este aspecto”.

También hizo referencia a que “somos una provincia con jurisdicción sobre el 10 por ciento de las reservas de agua dulce de la humanidad, lo que es una enormidad. Nos resultó complicado generar masa crítica de expertos y entendidos en la materia, pero estamos en eso vamos y no debemos cejar hasta liderar a la Argentina en la materia. Vamos a trabajar hasta liderar en nuestro país en materia de agua”.

Enorme futuro
“No nos dejemos obnubilar por el corto plazo. Entre Ríos tiene un futuro enorme que construir. Por primera vez en muchos, muchos años, hemos alcanzado a tener frente a nosotros una visión de mediano plazo. Hay que perseverar en esos programas que trascienden los gobiernos. Hay que perseverar en la manera de construir política que nos ha traído hasta este presente transformado”, subrayó en su discurso.

Agregó que “hay que perseverar en la apertura, en la convivencia en diversidad, en la generosidad política, en abrir las puertas a la juventud, en trabajar en cada rincón de la provincia como si fuera en el propio frente de nuestras casas”. Y también seguir trabajando con “las organizaciones del pueblo. Ellos con el gobierno y el gobierno con ellos”.

Apoyo nacional
“Nuestro gobierno nacional ha generado un contexto que es una gran ventana a un futuro mejor. Por primera vez en 60 años tenemos un gobierno nacional que practica el federalismo de los recursos y no de los discursos”, continuó diciendo Urribarri y agregó que “gracias a este proyecto nacional hoy tenemos una Entre Ríos con infraestructura no sólo social, sino para el crecimiento y la producción. Por eso no hay que desaprovechar el momento porque no abundan estas oportunidades”.

A ello agregó que “las dificultades que debamos afrontar –aunque sean serias- no nos desobligan como sociedad de velar por ese futuro que no nos pertenece, sino que es el de nuestros hijos y nietos. Y en este sentido, nos aproximamos ahora, en el marco de un mundo que se encuentra en una crisis sin precedentes, a tener que hacer ciertos sacrificios para mantener el bienestar logrado y seguir creciendo al ritmo que nos merecemos”.

La continuidad
“En este, mi segundo y último mandato, la continuidad por sí misma entonces ya no es un valor. Es nuestra obligación renovar las expectativas, aumentar nuestra capacidad de convocar a los entrerrianos a su futuro, desafiarlos a remover las causas del atraso, representarlos con dignidad e inteligencia, privilegiar sus intereses, respetar su historia y sus sentimientos y al mismo tiempo mostrar que siempre, apuntando hacia adelante y hacia arriba, encontraremos nuestro destino”, expresó Urribarri.

Luego sostuvo: “Somos conscientes que ese camino no comienza ni termina en un gobierno, sino que es una cuesta que hay que ir subiendo paso a paso. Y es ahí donde los gobiernos deben mostrar su valor para continuar uno al otro”.

“No tenemos derecho de retroceder, hay una historia y un futuro que nos empujan hacia delante”, afirmó y finalmente pidió la colaboración de todos para “seguir en el rumbo, como una manera de establecerlo definitivamente para ser esa provincia grande que nos merecemos pero que hay que construir con esfuerzo”.

Más información sobre:
#Asamblea Legislativa- #Gobernador de Entre Ríos- #Sergio Urribarri