Rio Uruguay Seguros - organizacion El Galpón

“Vamos a impulsar un fuerte shock de inversiones”


Por Miguel Peirano *

miguel peirano

El Frente Renovador tiene como eje fundamental de sus propuestas impulsar políticas para lograr un fuerte crecimiento de las inversiones, como manera de generar nuevamente empleo, incentivar ingresos de dólares (que permiten salir del cepo y tener certidumbre cambiaria), mejorar la recaudación impositiva y previsional (permite tender al equilibrio fiscal); y favorecer el desarrollo del interior del país.

Argentina tiene posibilidades de generar fuertes inversiones en todos sus sectores económicos. En los últimos años, se produjo una parálisis en las decisiones de inversiones, consecuencia de políticas económicas equivocadas, excesiva carga tributaria, altos niveles inflacionarios y un clima de incertidumbre y cambios permanentes en las reglas de juego. La manera de resolver los problemas existentes y lograr una situación económica más favorable es a través de un fuerte shock de inversiones consecuencia de políticas macroeconómicas consistentes, marcos regulatorios y políticas sectoriales adecuadas.

Evidentemente se requiere, en ese marco, reducir la carga tributaria, salir del cepo, tener un sendero de mejora de la situación fiscal, bajar la inflación, lograr consensos entre trabajadores y empresarios.

Existe un fuerte potencial de nuevas inversiones en sectores como:

· Producción agropecuaria: en las diversas cadenas de la actividad agropecuaria existe la posibilidad de incrementar la producción aprovechando el extraordinario potencial que tiene el sector. Este escenario se vincula con los recursos naturales que tiene el país, por las inversiones realizadas, por la creciente demanda de alimentos y materias primas y por la propia necesidad de abastecer el mercado interno y el mercado ampliado del Mercosur.

· Sector industrial: las distintas ramas de la industria han atenuado o suspendido sus proyectos de inversión por la incertidumbre actual. Sin embargo, el conjunto de las diversas actividades industriales tienen proyectos potenciales, las empresas en su gran mayoría están solidas patrimonialmente y existe decisión y necesidad de ampliar la capacidad productiva en un marco previsible y consistente.

· Industria de la construcción: Argentina tiene un extraordinario potencial en este sector para generar nuevos empleos, inversiones y dinamizar la actividad económica. Por un lado, existe déficit habitacional y al mismo tiempo una enorme propensión de la gente que tiene capacidad de ahorro a realizarlo en propiedades. La incertidumbre cambiaria, el cepo y la falta de crédito hipotecario (a tasa razonable y moneda local) han frenado el crecimiento de este sector.

· Energía: Existen recursos energéticos convencionales y alternativos y, al mismo tiempo, se requiere en forma determinante aumentar la oferta energética, para hacer sustentable el fuerte crecimiento económico y equilibrar el sector externo.

· Actividades de servicios (Sector financiero, actividad comercial, servicios privados): Argentina tiene la posibilidad de generar también en estos sectores fuertes inversiones adicionales en áreas que tienen potencial de revalorización de sus activos, capacidad para ampliar su demanda y expandirse. Son actividades perjudicadas por el elevado nivel inflacionario, la incertidumbre y la falta de previsibilidad a largo plazo.

El repaso de las distintas realidades sectoriales muestra la particular capacidad de nuestro país para cambiar su dinámica actual y empezar a recibir significativas inversiones. Un fuerte proceso de inversiones locales y extranjeras permite la rápida salida del cepo, genera fuerte incremento de empleo y salario, mejora la situación fiscal, permite reducir la inflación y crea las condiciones para la previsibilidad de largo y mediano plazo.

A diferencia de otras etapas históricas donde nuestro país tenía restricciones externas que limitaban el crecimiento, la realidad presente evidencia la posibilidad de resolver los problemas mediante una fuerte expansión: el contexto internacional, la liquidez existente, los elevados precios de alimentos y materias primas y el bajo nivel de endeudamiento de nuestro país favorecen estas posibilidades. Es imprescindible no demorarse en aprovechar este contexto, dado que la situación económica mundial es cambiante y existen temores sobre la evolución de la tasa de interés internacional y sus implicancias sobre el conjunto de las variables.

* Ex secretario de Industria y Pymes de la Nación, Ex Ministro de Economía y Producción de la Nación. Economista FRENTE RENOVADOR.

Más información sobre:
#elecciones 2015- #Frente Renovador- #nacionales